Ricardo Alfonso, director del Ballet del Sur: “Espero dar a la compañía la jerarquía que merece”

Por María José Lavandera En pocos días, los días jueves 3, viernes 4, sábado 5, a las 21, y el domingo 6, a las 20, se presentará en el Teatro Municipal de Bahía Blanca el Ballet del Sur, en una puesta del famoso ballet “Don Quijote”, de Marius Petipa y versión de Ricardo Alfonso, director […]

Martes, 01 de Octubre de 2013 |

Por María José Lavandera

En pocos días, los días jueves 3, viernes 4, sábado 5, a las 21, y el domingo 6, a las 20, se presentará en el Teatro Municipal de Bahía Blanca el Ballet del Sur, en una puesta del famoso ballet “Don Quijote”, de Marius Petipa y versión de Ricardo Alfonso, director de la compañía desde octubre de 2010.

Sin embargo, la cosa no termina ahí. Esta ocasión es especial, porque contarán con la presencia de un Basilio particular: como invitado para este rol, participará el bailarín brasileño Denis Vieira, Primer Solista del Teatro Municipal de Río de Janeiroquien fue convocado para la ocasión por la productora Grupo ARS.

Ricardo está muy feliz con la participación de Denis, un artista de una técnica impecable y un magnetismo poco común. Hacía bastante ya que esta agrupación no recibía visitas internacionales, por lo que, nos cuenta, tiene bastante revolucionado a todo el ballet con su simpatía y sus iniciativas.

R: ¿Qué significó la venida de Denis Vieira a actuar junto a ustedes?

RA: La presencia de Denis ha sido un sacudón importante para nosotros porque hace muchos años que no se invitaba a una figura… Obviamente por problemas económicos, no por falta de deseo. Antes se solía tener como invitados a Raúl Candal, Silvia Bazilis, Cecilia Kerche, Iñaki Urlezaga, por nombrarte algunos. Eso se perdió. En esta oportunidad recuperamos lo que en cualquier compañía importante es habitual: intercalar los protagónicos con las figuras locales que, por suerte, en este caso, son excelentes, de gran nivel. En el caso de Denis estamos hablando de un bailarín de nivel internacional y que con sus apenas 21 años se perfila a ser una de las grandes figuras de la danza. Es una gran oportunidad para el Ballet del Sur contar con su presencia gracias a Martin Boschet y al Grupo ARS que nos lo facilitó.

Ricardo Alfonso junto a Denis Vieyra, ensayando "Don Quijote". Foto: Gentileza Ricardo Alfonso.

Ricardo Alfonso junto a Denis Vieira, ensayando “Don Quijote”. Foto: Gentileza Ricardo Alfonso.

R: ¿Cómo ha sido la experiencia de trabajar con él?

RA: Es un bailarín muy dúctil, de gran técnica, sólida formación, con condiciones naturales extraordinarias, una gran presencia escénica y algo fundamental: humilde y respetuoso. Ha sido un placer trabajar con él. Ha estado abierto a todas las indicaciones que le he dado sin objetar absolutamente nada. Le pronostico un gran futuro.

R: Dado que se trata de tu reposición de “Don Quijote”, ¿qué tiene de característico tu puesta?

RA: Tanto en “Don Quijote” como en el “Lago de los Cisnes” que monté el año pasado, o “La Fille Mal Gardée”, lo que más me interesa es que el ballet por más fantasioso, que sea creíble, que el bailarín logre seducir al público de tal forma que vea al personaje y no a un bailarín “haciendo de…, vestido de…”. Me gusta mucho trabajar sobre la esencia de los personajes y que la parte teatral sea convincente, realista y no estereotipada, error, a mi entender, en el que caen muchas grandes compañías en sus puestas. Se ve tan superficial que uno termina observando si hicieron bien los pasos o si el vestuario y la escenografía estaban bien realizados y no si la obra llegó al corazón o no.

"Lo que más me interesa es que el ballet por más fantasioso, que sea creíble", dijo Ricardo Alfonso acerca de las características de su reposición de "Don Quijote". Foto: Gentileza Ricardo Alfonso.

“Lo que más me interesa es que el ballet por más fantasioso, que sea creíble”, dijo Ricardo Alfonso acerca de las características de su reposición de “Don Quijote”. Foto: Gentileza Ricardo Alfonso.

Una cruzada por sobrevivir

Para Ricardo, ser el director del Ballet del Sur hoy es un desafío importante en un contexto en que algunas manifestaciones e instituciones culturales oficiales parecen ser un bien menor para el estado en sus distintos niveles. Dice, de hecho, que actualmente para él es importante nada menos que: “¡sobrevivir! ya que los tiempos políticos, económicos y culturales de nuestros días atentan contra la permanencia de instituciones como la nuestra. Cada vez más se prioriza la cantidad a la calidad y estamos transformándonos en sólo estadísticas, números. La cultura hoy en día es sólo gasto y yo creo y defiendo a ultranza el concepto de inversión. El estado en todas sus categorías -municipal, provincial y nacional- debería aunar esfuerzos en valorizar la inversión en la cultura y darle a su destinatario principal, la gente, lo mejor de lo mejor y para eso hay que invertir”.

Y él desea fervientemente que su labor sume a la permanencia de la compañía, así como a su prestigio. Ser su director es para él “una gran responsabilidad porque aunque uno en el día a día no lo note, estamos marcando “históricamente” la pauta artística que la compañía va desarrollando. Quisiera que mi paso por la compañía como Director Artístico deje al Ballet del Sur con la jerarquía que se merece. Me tocó festejar su cincuentenario y ahí uno ve, en retrospectiva, la relevancia de nuestras decisiones. Sólo espero estar a la altura de esa historia que me precede”.

Trabajo. Mucho trabajo. Ese es el plan de Ricardo Alfonso para llevar al Ballet del Sur al reconocimiento que se merece a nivel nacional. Foto: Gentileza Ballet del Sur.

Trabajo. Mucho trabajo. Ese es el plan de Ricardo Alfonso para llevar al Ballet del Sur al reconocimiento que se merece a nivel nacional. Foto: Gentileza Ballet del Sur.

Y las condiciones estructurales también marcan el ritmo de los repertorios: “Trabajamos todos los estilos…Mi deseo es que la compañía tenga la capacidad de interpretar obras del clásico más convencional y otras obras de estilo moderno, contemporáneo, neoclásico y, por qué no, danza teatro. Para ser una compañía exclusivamente clásica deberíamos tener una infraestructura destinada a tal fin que no tenemos, como, por ejemplo, la provisión adecuada en tiempo y forma del material de trabajo esencial de los bailarines. Las zapatillas, así como mayor tiempo de trabajo para lograr la excelencia que se requiere, incluyendo las clases dentro del horario laboral, que lamentablemente están en la categoría de “voluntarias” en la ley artística. Un error”.

R: Como director, ¿qué es lo que más te interesa que los miembros de tu compañía comprendan en relación a su trabajo profesional?

RA: Pretendo que los bailarines comprendan el enorme privilegio que tenemos de ser artistas y de vivir de lo que amamos. Esa noción se pierde rápidamente cuando el funcionario se impone al artista. He visto más de una vez a los bailarines cuando están a punto de jubilarse, angustiarse enormemente porque jamás pensaron que ese momento llegaría y quieren hacer lo que no hicieron, en algunos casos, durante toda su vida artística: disfrutar plenamente el día a día. Son pocos lo que se van con el alma llena sabiendo que aprovecharon cada momento, cada clase, cada ensayo, cada función con el conocimiento pleno de que ese momento no vuelve más. Las artes espectaculares como la danza nacen y mueren en cada instante. Ese concepto lo mata lentamente la burocracia y la comodidad de lo que debería ser el tesoro más valorado que es la estabilidad laboral. Ahí es que, como por ejemplo la clase como no es obligatoria, el día que uno está cansado dice “hoy no voy, descanso”; después son dos clases y pronto serán tres y más aún. Ahí es que se va perdiendo la impronta del desafío diario y la superación y lo más importante de todo: la disciplina.

La característica del ballet, "la ductilidad y la entrega", según su director. Foto: Gentileza Ballet del Sur.

La característica del ballet, “la ductilidad y la entrega”, según su director. Foto: Gentileza Ballet del Sur.

R:¿Cuál es la identidad, aquello que la distingue, a tu criterio?

RA: La ductilidad y la entrega en los espectáculos. El Ballet del Sur es una compañía con una gran historia que resurge como el Ave Fénix de entre sus cenizas. No es valorado como se merece: hemos hecho producciones de nivel internacional que no han trascendido más allá de Bahía Blanca. Por eso estoy agradecido por esta nota. Es una gran compañía que estoy feliz de dirigir.

CUÁNDO Y DÓNDE
Entradas: $100, $80, $60. Descuentos a estudiantes y jubilados. 
A la venta a partir del sábado 21 de septiembre -17:30 a 20:30 – en la boletería del Teatro Municipal
Funciones: Jueves 3, viernes 4, sábado 5, a las 21, domingo 6 de octubre, a las 20.

Notas relacionadas: Denis Vieira, con el Ballet del Sur: “Con la danza fue amor a primera vista”

Comentarios

*

Notas relacionadas

  • Compartir

    El Ballet del Sur estrena temporada en homenaje a…

    El director de la compañía, Ricardo Alfonso, alumno y amigo íntimo de la artista, la recuerda con hermosas palabras: “Atrevida, pujante, desafiante, bella, extraordinaria artista, sensible, actriz nata”.

    23-04
  • Compartir

    Denis Vieira, con el Ballet del Sur: “Con la danza…

    Por María José Lavandera Denis Vieira es un joven bello […]

    01-10
  • Compartir

    El Ballet del Sur presenta su nuevo programa

    El Ballet de Bahía Blanca propone para junio un programa neoclásico, con dos estrenos con coreografía de su director, Ricardo Alfonso, y la reposición de “Retrato in memoriam: Edith Piaf”.

    22-06
  • Compartir

    Daniil Simkin: Volando el cielo porteño

    Junto a María Kochetkova, Primera Bailarina del Ballet de San Francisco, Daniil Simkin llega a Buenos Aires una vez más, esta vez para bailar “Don Quijote”, en una producción exclusiva junto al Ballet del Teatro Argentino de La Plata, en el Teatro Coliseo el 8 y 9 de noviembre de 2014.

    03-11