Brenda Angiel: 20 años que pasaron volando

La coreógrafa cumple 20 años como precursora del lenguaje contenido en la danza aérea y lo festeja con documental, un recorrido coreográfico e inauguración de espacio: “Aérea”.

Lunes, 20 de octubre de 2014 | Por Maria José Lavandera

“Ningún gran artista ve las cosas como son en realidad; si lo hiciera, dejaría de ser artista”. Se atribuye esta cita al escritor Oscar Wilde (1854-1900). Y será que vino a mi mente el eco de su lectura al pensar en Brenda Angiel. Es que ella imaginó algo que, si uno lo piensa, suena a locura: bailar en el aire. Y de ahí pasó a la realidad. Desde 1994 que se dedica a, efectivamente, volar junto a su compañía de danza aérea, de la que supieron ser parte artistas como Edgardo Mercado y Cristina Tziouras, hoy bailarina y asistente coreográfica.

Es así que, proveniente de la danza contemporánea – estudió en el Cunningham Studio de Nueva York y Nikolais / Louis Danza Lab y en el American Dance Festival en Durham-, Brenda inauguró un lenguaje que se forjó como precursor a nivel mundial. Desde sus inicios en el Centro Cultural Rojas con su obra “Otras partes”, bailar se convirtió en una forma de habitar el aire, recorrer paredes, girar en el espacio infinito: “Primero que me acuerdo que fue todo un descubrimiento y una fascinación por haber encontrado un mundo nuevo de movimiento, de casualidad al haberme colgado por primera vez y ver que había algo inexplorado. Y me lo apropié”, comenta Brenda.

Para ello, además de la investigación propiamente coreográfica, también ha precisado de un desarrollo a nivel técnico –cómo colgarse y de qué colgarse- que permitiera las posibilidades expresivas que Brenda iba imaginando, probando y consagrando, haciendo camino al andar: “Todo fue mucho laboratorio. Ir probando hasta que el producto de ensayo y mucho tiempo, fue evolucionando y plasmando en el lenguaje. Ahora no hay novedad casi, sino que hay novedad en cuanto a poder sofisticar más el lenguaje, profundizarlo. Era todo un desafío porque no existía nada. Era poner una soga cerca de la pared y ver que podíamos caminar, correr, ponernos boca abajo, buscar una perspectiva distinta. Fui probando elementos, poner una pared trasparente, poner mesas, diferentes cosas que fui probando, inclusive en términos de las relaciones con los bailarines, uno colgado y otro suelto, entre varios. Fui probando diferentes instancias y cada una me llevó a desarrollar, a partir de ahí, una coreografía”, indica.

"Vuelos Aires", de Brenda Angiel. Ph: Marcelo Aquilio.

“Vuelos Aires”, de Brenda Angiel. Ph: Marcelo Aquilio.

A su regreso de Estados Unidos, en el año 1991, trabajó muy intensamente con la Ópera del Teatro Colón y el Centro de Experimentación. En 1997, ganó el premio al “Mejor vídeo-danza” por “La pared” en el Festival Internacional de Video-Danza de Buenos Aires en 1997. En ese mismo año, fue invitada a participar en el Programa Internacional de Residencias para Coreógrafos en el American Dance Festival. Desde entonces, sus espectáculos, que suman espectacularidad a una honda y original visión artística, han sido presentados en incontables ocasiones. Según cuenta la historia, alrededor de 100.000 personas han visto en vivo sus obras alrededor del mundo, y sus escenarios no siempre han sido teatros, sino también paredes de edificios al aire libre, donde los bailarines han desafiado la gravedad.

Durante sábados y domingos de octubre y noviembre, la compañía presenta un programa que celebra por partida doble: los 20 años de su compañía, así como también la inauguración de una nueva sala en el circuito teatral -“Aérea”-, acondicionada para albergar este tipo de espectáculos. Y en esta ocasión presenta también, entre obras, un documental con material documental imperdible que construye historia y conmemora este cumpleaños, producido por la propia Brenda Angiel, Natalia Fernández Crisorio y Pablo Tesoriere, y entrevistas de la periodista Laura Chertkoff. “Me validé de un artificio, que es suspender a bailarines de sogas y arneses para, desde allí, trazar mi propia estética. Un recorrido intenso que se vuelca en un documental, junto con la reposición de fragmentos de algunas de las primeras obras, obras actuales y una obra no vista en Buenos Aires”, comenta la coreógrafa.

En esta ocasión presenta dos fragmento de la obra “Otras partes”, de 1997; el “Dúo transición”, estrenado en 2003 en el Arts on the Green Festival; “Calidoscopio”, un fragmento de la célebre obra “Condición aérea”, estrenada en el American Dance Festival en 2005; un fragmento de “Bilingüa”, estrenada en 2013 en la Brooklyn Academy of Music en Nueva York, en un intercambio realizado con la compañía del coreógrafo Doug Varone y nunca mostrada en Argentina y el atractivo “8cho, un tango aéreo”, estrenado en 2010 en el Anfiteatro Eva Perón del Parque Centenario de la Ciudad de Buenos Aires.

La creación, no obstante, continúa y espera continuar el desarrollo artístico de las posibilidades de la danza de vivir fuera del suelo: “En realidad siempre me planteo como algunas instancias que me interese investigar y probar y que sea nueva para mí, por ejemplo, en el caso del tango, aunque al principio no me convencía para nada, era una novedad de todas formas intentar poder hacer un tango en otro espacio. Eso me atrapa y busco que haya algo novedoso dentro de lo que estoy haciendo. En cuanto a las proyecciones, siempre me interesó que tuvieran que ver con un todo, que no sean puramente decorativas, sino que tuvieran una relación con lo que está pasando, casi que convivan el uno con el otro. Fueron ocurriendo diferentes ideas, desde imágenes hasta movimientos, y así voy pasando de un proyecto a otro. Siempre creo que se agota y lo que descubro a través del tiempo es que no se agota, sino que es una cuestión de ir encontrándole algo novedoso. Tengo cosas en mente, sin elaborar. Tengo ganas de estrenar una obra específicamente para aérea, con el uso de las tres paredes, mucha tecnología”.

"Ocho tango aéreo", de Brenda Angiel. Foto:  Nicolás Foong.

“Ocho tango aéreo”, de Brenda Angiel. Foto: Nicolás Foong.

¿Qué significa para ella este lenguaje? “Bailar en el aire es un cambio de perspectiva, es un cambio en la dinámica del movimiento, de relación de los cuerpos y el espacio, de relación espacial entre los bailarines. En todas las dinámicas se pueden producir diferentes ilusiones, que no son tan posibles si no es así pero para no caer en el efecto y solamente en la ilusión, hay que construir una coreografía, una obra que no sólo vea el efecto, sino concentrarse en la creación de una obra”.

Cuándo y Dónde

“Pasó volando”: 20 años con la danza aérea | Sábados y domingos de octubre y noviembre | Aérea, en Bartolomé Mitre  4272 (CABA). Reservas:4983-6980.

Ficha técnica

Coreografía: Brenda Angiel | Música original y arreglos: Juan Pablo Arcangeli, Martín Ghersa | Bailarines: Brenda Angiel, Lucas Coria, Mauro Dann, Viviana Finkelstein, Juan Iglesias, María Luján Minguez, Silvana Rossi, Carolina Tironi, Cristina Tziouras | Bailarines invitados: Federico Luna, Debora Britos, Lucas Flores, Yanina Rodolico | Diseño de luces: Aníbal Corrado | Producción y Distribución: Leila Barenboim y Gabriela Marsal (Mika Project) | Dirección artística: Brenda Angiel

Documental

Realización: Brenda Angiel, Natalia Fernández Crisorio y Pablo Tesoriere | Asistencia general: Facundo Pippia, Silvina Feraboli | Entrevistas: Laura Chertkoff.

Comentarios

*

Notas relacionadas