CNDC: Una compañía que desafía fronteras desde sus orígenes

La Compañía Nacional de Danza Contemporánea (CNDC) nació, paradójicamente, de un suceso desafortunado: tras diez años de trabajo en el Ballet Contemporáneo del Teatro San Martín, un grupo de bailarines fue desvinculado por las autoridades debido a un reclamo de sus derechos laborales. Lejos de bajar los brazos, estos bailarines decidieron convertir este hecho en […]

Viernes, 12 de julio de 2013 |

La Compañía Nacional de Danza Contemporánea (CNDC) nació, paradójicamente, de un suceso desafortunado: tras diez años de trabajo en el Ballet Contemporáneo del Teatro San Martín, un grupo de bailarines fue desvinculado por las autoridades debido a un reclamo de sus derechos laborales.

Lejos de bajar los brazos, estos bailarines decidieron convertir este hecho en un impulso para llegar más lejos: así se creó el grupo de danza independiente “Nuevos Rumbos”, una compañía de dirección colegiada que con su nombre profetizó un venturoso porvenir.

En reconocimiento al mérito de su trabajo, la Secretaria de Cultura de la Presidencia de la Nación decidió contratar a los que en ese entonces conformaban el equipo de trabajo: Victoria Hidalgo, Bettina Quintá, Wanda Ramírez, Pablo Fermani, Jack Sizard y Ernesto Chacón Oribe. De esta manera surgió la Compañía Nacional de Danza Contemporánea, que hoy realiza giras en todo el país, así como labores de fomento y promoción de la danza, haciendo llegar su arte a públicos que, de otro modo, no tendrían acceso a esta manifestación artística, tal como a fines de junio, en la Cárcel de Ezeiza para hombres, cuando luego de la función se realizó también un diálogo e intercambio con los internos.

“En la Lona”, de Pablo Fermani, uno de los fundadores de la Compañía. Foto: Natalia Benosilio.
“En la Lona”, de Pablo Fermani, uno de los fundadores de la Compañía. Foto: Natalia Benosilio
Desde REVOL consultamos a sus integrantes sobre este colectivo que crean y recrean a cada paso y esto nos contaron:

R: A lo largo de su joven historia, ¿qué hitos han marcado el desempeño de la compañía?

C: En primera instancia, la transformación de lo que era el grupo “Nuevos Rumbos” en la Compañía Nacional de Danza Contemporánea, que depende de la Secretaria de Cultura de la Nación. Por otro lado, el crecimiento progresivo en materia artística, técnica y administrativa. Y, por último, la posibilidad cercana de devenir Organismo Oficial a partir de la constitución de una estructura organizativa que responda a los criterios del funcionamiento estatal.

R: ¿Qué presencia tiene la danza contemporánea en nuestro país actualmente? ¿Cuáles son los principales desafíos que afronta? ¿De qué manera se posiciona y trabaja la compañía en este sentido?

C: A partir de las experiencias que tuvimos con las giras y seminarios, pudimos observar que la danza contemporánea ocupa en la mayoría de las provincias un lugar menos potenciado que en la Ciudad de Buenos Aires, reproduciendo la histórica diferencia existente en materia cultural y artística entre el centro y el interior del país. La compañía afronta esta problemática mediante diferentes dispositivos: giras nacionales, seminarios, participación en diferentes festivales, el programa “Partido y Compartido”, presentaciones en espacios no convencionales. Y todo ello con carácter gratuito.

“Monte, Tierra Cautiva”, de Ramiro Soñez, se presentará en Chaco, Corrientes y Santa Fe en julio. Foto: Carlos Villamayor.
“Monte, Tierra Cautiva”, de Ramiro Soñez, se presentará en Chaco, Corrientes y Santa Fe en julio. Foto: Carlos Villamayor.
R: ¿En qué consiste el programa “Partido y Compartido”?

C: Desde sus inicios, la CNDC tiene como uno de sus objetivos promocionar la danza contemporánea de nuestro país. Por este motivo creamos un espacio llamado “Partido y Compartido”, que convoca a grupos de danza independientes para acompañarnos, una vez al año, en nuestra programación. Esto permite acortar las distancias entre lo estatal y lo independiente, permitiendo la retroalimentación entre ambos.

R: La CNDC realiza funciones en espacios poco convencionales, como fábricas y cárceles, trascendiendo fronteras y dando un contenido de compromiso social a su labor. ¿Cómo viven estos proyectos y qué recepción tienen?

C: Efectivamente, hemos realizamos encuentros de ese tipo para contribuir con la sociedad, asumiendo compromisos de responsabilidad social. Desde la CNDC nos interesa crear espacios escénicos alternativos y difundir nuestras creaciones a diversos públicos. Esto significa despejar los caminos para que más argentinos accedan a la producción y al disfrute de los bienes culturales. Siempre hemos sido muy bien recibidos y las experiencias fueron sumamente gratificantes y motivadoras.

R: ¿En qué proyectos están trabajando actualmente y qué se avecina en el futuro?

C: Recientemente, entre mayo y junio, tuvimos funciones en el Centro Nacional de la Música (sede de la compañía) de la obra Ensayo sobre el final del invierno, coreografía de Emanuel Ludueña. En agosto se estrenará una obra de Diego Franco, integrante de la compañía. Y a fin de año estrenaremos una obra con dirección de Diana Szeimblum. También para esa fecha se harán funciones de La Patriótica en el Teatro Cervantes, con coreografía de Jorge Amarante y dirección de Eduardo Arguibel.

Y EN JULIO: ¡GIRA NACIONAL!

La Compañía Nacional de Danza Contemporánea (CNDC) realizará este julio un recorrido por Chaco, Corrientes y Santa Fé donde presentará la obra “Monte, tierra cautiva”, con idea y dirección de Ramiro Soñez.

Las funciones serán GRATUITAS, y cuentan con el siguiente cronograma:

– 13 de julio, 21.30hs: Corrientes. En el Teatro Provincial Juan de Vera.
– 15 de julio, 22.30hs: Las Breñas, Chaco. Centro Cultural casa de las Culturas.
– 17 de julio, 21.30hs: Reconquista, Sante Fé. Gimnasio Municipal.

SEMINARIO ABIERTO
– 12 de julio: Corrientes. Seminarios a cargo de Leonardo Ressia y Pablo Fermani.

Comentarios

*

Notas relacionadas