Juan Cruz Argento, de Codanz: “La danza debe ser un espacio de comunicación”

Por María José Lavandera Una sola función resta a la obra “Las tres caras de Judas”, que la Compañía Codanz puso en escena durante octubre en el Centro Cultural Borges. Se trata de una co-producción argentino-española, que representa una versión libre de “La Divina Comedia” de Dante Alighieri. Si bien los abordajes de esta compañía […]

Domingo, 27 de octubre de 2013 |

Por María José Lavandera

Una sola función resta a la obra “Las tres caras de Judas”, que la Compañía Codanz puso en escena durante octubre en el Centro Cultural Borges. Se trata de una co-producción argentino-española, que representa una versión libre de “La Divina Comedia” de Dante Alighieri.

Si bien los abordajes de esta compañía son trasgresores, también se juegan a la utilización de fusión de estilos y de músicas en sus propuestas.

Juan Cruz Argento, su director es graduado de la Escuela de Diseño, Producción y Dirección de la Fundación Julio Bocca. Trabajó para el Ballet Argentino y en la puesta de aquella épica “Manon” que bailaron por última vez en Buenos Aires Julio Bocca y Alessandra Ferri hace ya siete años. Luego de estas experiencias, avanzó en la conformación de un equipo de bailarines para la creación de espectáculos de alto impacto visual.

Juan Cruz Argento, director de Codanz. Foto: Gentileza Juan Cruz Argento.

Juan Cruz Argento, director de Codanz. Foto: Gentileza Juan Cruz Argento.

Aquí nos cuenta un poco más de sus iniciativas:

R: ¿Cómo surge Codanz?

J: La Compañía Codanz, surge en el año 2010, a mi salida del Ballet Argentino, cuando tenía 16 años, donde decidí crear una compañía de bailarines, en donde se generase un espacio para las nuevas creaciones e intérpretes, abordando temas sociales y actuales, para generar un espacio de reflexión y comunicación social. Desde muy chico, supe que ademas de bailarín, tenía condiciones para ser un director y es por eso, que decidí formarme para comenzar a crear y poder dirigir mis propias creaciones, vistas desde lo creativo hasta lo interpretativo, por contar con mi formación durante varios años, en danza.

R: ¿Cómo surge “Las tres caras de Judas? ¿Cómo fue el proceso de creación de la obra?

J: “Las Tres Caras de Judas”, surge de una necesidad de contar diferentes realidades. La obra, intenta acercar a la sociedad, la realidad del mundo en el que vivimos actualmente, afectados por las diferentes debilidades humanas, en consecuencia de la pobreza, la hambruna, las guerras, entre otras cosas. Durante mucho tiempo, formé parte de un equipo de misioneros, del Instituto en el que me forme en mi adolescencia, y viví diferentes situaciones a través de los viajes misionales. Eso me ayudo a tener una visión más abarcativa de la realidad en la que vivimos y la realidad en la que viven otros. Se trata de salir del mundo de uno mismo, para vivir, escuchar y aprender. Y ayudar, tal vez…

Ensayamos durante dos meses, hasta la actualidad, y conté con un equipo de creativos como Soledad Mauricci en la coreografia, Shirley Giménez en la dirección actoral, y Luciana Bande, como stage manager. Se suma la excelente predisposición que tuvieron los bailarines con esta obra: todos hicieron que el trabajo fuese ameno, divertido y placentero.

Las tres caras de Judas. Foto: Gentileza Juan Cruz Argento.

Las tres caras de Judas. Foto: Gentileza Juan Cruz Argento / Eduardo de Antueno.

R: ¿Cómo se retoma “La Divina Comedia” en esta obra?

J: Es una versión libre, por lo que mantengo solamente algunas escenas, otras las relacioné con otras situaciones que tiene el protagonista de la obra. Aquí se narra la historia de un sacerdote, que en cuya obsesión por los textos litúrgicos y por una mujer, llamada Beatriz -quien asiste a sus misas. Le provocará un despertar sexual, haciendo que se imagine un mundo y escuche voces, que harán que tome otro destino en su vida.

Estos espíritus -aquí se relaciona con “La Divina Comedia“- lo guiarán por diferentes espacios, a los que deberá ir para saldar sus pecados por haber deseado a la mujer de su prójimo. Beatriz, es el símbolo de la fe humana. Al fin y al cabo, estos espíritus engañarán al sacerdote, llevándolo al fracaso absoluto y le mostrarán la realidad del mundo en el que vive y a donde se ha dejado llevar por la tentación.

R: ¿Qué tiene de innovadora esta puesta? Ya habías hecho “El Elixir de Verona”, un “Romeo y Julieta” en versión gay, ¿en qué temáticas te parece que esta nueva obra abre nuevos caminos para nuestra sociedad?

J: Ya todo está creado. Uno simplemente puede ponerle su toque personal, pero no creo ser un director innovador, aunque sigo trabajando para encontrar algo que me destaque y me de un sello personal. Hay que arriesgarse y estoy en eso… No hay una temática en especial, como lo fue en “El elixir…”, que intentaba generar un espacio de inclusión igualitaria y de concientización, en cuanto al matrimonio igualitario. En esta oportunidad intento generar un espacio de reflexión para entender, que más allá de que uno este viviendo en su mundo, tiene que hacerse espacio para ver lo que hay fuera.

"Las tres caras de Judas". Foto: Gentileza Juan Cruz Argento / Eduardo de Antueno.

“Las tres caras de Judas”. Foto: Gentileza Juan Cruz Argento / Eduardo de Antueno.

R: Intervienen diversos estilos de danza, ¿cómo trabajaron la fusión? ¿Cómo fue el proceso de elaboración coreográfica?

J: Sinceramente creí que sería mucho más complicado de lo que pensé, pero fue muy fácil. Los bailarines proponían pasos que destacasen su técnica en base a lo que bailaban, y Soledad (la coreógrafa) los fusionó con lo contemporáneo que creaba. Hay un cuadro de la obra, “El Purgatorio” más precisamente, donde se destaca su destreza técnica, y quedan en evidencia los distintos estilos, como el hip hop, la danza clásica, el modern jazz, la expresión corporal.

R: En relación a tu concepto de la danza como un espacio de comunicación, ¿qué te parece que logra frente a otras formas de comunicar?

J: La danza es y debe ser un espacio de comunicación: de nada sirve mostrar, sin un fin… Es como leer un libro sin entenderlo.

Ficha técnica

Autoría Dante Alighieri /Adaptación: Juan Cruz Argento /Traducción: Bartolomé Mitre /Actúan: Javier Conejero, Camila Gómez, Martín Gómez Sastre, Florencia Hornus, Fernando López, Jorge Ponce, Rocío Ros, María Eugenia Speroni, Martín Zabala /Coreografía: Soledad Mauricci /Dirección de actores: Shirley Giménez /Dirección general: Juan Cruz Argento

CUÁNDO Y DÓNDE

CENTRO CULTURAL BORGES /Viamonte 525- Capital Federal – Buenos Aires – Argentina /Teléfonos: 5555-5359. Web:http://www.ccborges.org.ar / Entradas desde: $ 70,00 –

Sábado – 20 hs – Hasta el 09/11/2013.

Comentarios

*

Notas relacionadas