Compañía ETC. visita Buenos Aires en su gira latinoamericana por sus 15 años

La compañía, oriunda de Brasil, trae tres obras diferentes para tres días en que el tema fundamental es la relación con el cuerpo, la identidad sexual y de género y la interacción entre el cuerpo artístico y el público.

viernes, 25 de marzo de 2016 | Por Maria José Lavandera

La compañía ETC., de Brasil, visita nuestro país para quedarse todo este fin de semana, en el marco de una gira aniversario que festeja sus 15 años de trayectoria y que, además de Argentina, los llevará por Uruguay, Paraguay y Chile, gracias al apoyo del Fondo Pernambucano de Incentivo a la Cultura (FUNCULTURA). Las funciones, todas con repertorio diferente, comienzan hoy, 25 de marzo de 2016, en Espacio Cultural Urbano (Acevedo 460, CABA). Se realizará otra el 27 en ese mismo espacio y el sábado 26 de marzo será el turno de una performance en Plaza Francia. Toda la gira será registrada en video para la realización de un documental. Vale aclarar que esta compañía no sólo está ocupada en producir danza contemporánea, con fuerte ligazón a la tradición candombera de su país, sino que también producen videodanza. Esta versatilidad para atravesar lenguajes surgió, según cuenta Marcelo Sena, coordinador de la compañía -que está integrada también por Elis Costa, José W Júnior y Renata Vieira-, por “un gran deseo de ser capaz de llegar a diversos públicos  y también ser capaz de abrir otras posibilidades de diálogo con otros lenguajes artísticos y otras propuestas escénicas”.

Corpo-Massa: Pele e Ossos, de Cía ETC. Foto: Breno César.

Corpo-Massa: Pele e Ossos, de Cía ETC. Foto: Breno César.

El repertorio a cubrir en esta ocasión recupera y problematiza la relación actual con el cuerpo, su percepción social y cómo es tratado el en tanto “cuerpo artístico” por las audiencias, al tiempo que, en su dimensión más cultural, en las definiciones de sexo y género. Para hacerlo, ponen en discusión el dispositivo de expectación en relación al público en la circunstancia de “espectáculo”. En ese sentido, la audiencia es interpelada de modo directo y se los incita a entrar en contacto con los cuerpos de los artistas. “Estos temas son parte del pensamiento de cuerpo de nuestra investigación, que son temas que forman parte de nuestra vida personal también. Queremos atraer artistas y públicos, pero también llevar a la gente más cerca de su propio cuerpo. Conocer los diferentes poderes del cuerpo de cada persona”, explica Marcelo en relación a este tópico, que recorre las tres obras que presentarán en Buenos Aires.

De tal modo, el día 25 montarán “Corpo-massa: pele e ossos” (Cuerpo-masa: Piel y Huesos) -una instalación en el que los bailarines estarán al alcance del público y podrán ser manipulados-.

El día domingo 27, a las 20 horas, llegará “Dark room” -bajo la metáfora de un “cuarto oscuro”, también los bailarines se pondrán a disposición del público, pero esta vez bajo la premisa de discutir las lábiles barreras que configuran la identidad sexual y la emergencia de los deseos reprimidos-.

El día 26 a las 16.30 la compañía realizará “Involuntario”, una intervención urbana en Plaza Francia -con participación gratuita-, en que los bailarines estarán dentro de una burbuja colorada, con el objetivo también de interactuar con los transeúntes, con la intención de resignificar las posibilidades del acercamiento corporal.

Respecto del nacimiento de esta iniciativa, Marcelo comentó que “surgió de un deseo de crear una danza que nosotros no encontramos en otras compañías en ese momento. También era un lugar para probar cosas nuevas y aprender de otros, cosas que no hemos encontrado en las academias de baile”. 15 años son mucho tiempo para una compañía independiente de danza contemporánea, algo que, asegura el artista, se mantienen gracias a programas de financiación estatales, algo que, asegura, ha mejorado en Brasil en los últimos diez años, aunque aún con carencias: “La realidad financiera actual para compañías de danza contemporánea en Brasil hoy en día ha cambiado mucho. Hay muchas más posibilidades en comparación con una década, pero es demasiado pequeña para la cantidad de artistas y grupos. No tenemos una política de financiación permanente o una mejor comprensión de la cadena productiva de la danza. Actualmente la compañía se ​​mantiene con programas específicos para alentar proyectos con los incentivos del gobierno. No hay mantenimiento fijo de más de nueve meses”.

Foto: César Breno.

Foto: César Breno.

Para ellos esta gira es una puerta para iniciar una conexión e intercambio artístico con sus colegas latinoamericanos: “Hay un fuerte deseo de estar más cerca de varios de los países vecinos a Brasil, además de tener contacto con los artistas, los productores y el público de esos países para aumentar la percepción de nuestro propio trabajo y aprender la producción artística en danza de cada país. Y tenemos un fuerte deseo de volver para algún tipo de intercambio artístico en el futuro”, concluye el bailarín.

+en CARTELERA

Comentarios

*

Notas relacionadas