Cooperativa Diversa: entre hilos y puntillas también se baila

Diversa es una de las cooperativas que confecciona los trajes para la compañía “Danza por la Inclusión”, que este sábado estrena “La Traviata”, bajo la dirección de Iñaki Urlezaga. En sintonía con el proyecto social y cultural, no es cualquier cooperativa, sino que es un importante espacio de inserción laboral para el colectivo LGBTTI.

martes, 25 de agosto de 2015 | Por Laura Chertkoff

Siempre se dice que el ballet clásico es elitista y deja muchos públicos afuera. ¿El acceso al ballet es una derecho que debe garantizarse desde el Estado?

Cuando el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación lanzó el proyecto de Danza por la Inclusión, quedó claro desde el inicio que el concepto de la inclusión tenía un sentido triple:

La inclusión de todos los públicos. Porque la compañía sale de gira por todo el país y la entrada es siempre gratuita.

La inclusión de todos los bailarines y bailarinas: las audiciones de carácter federal posibilitan la entrada al circuito profesional de la danza, sin depender del centralismo porteño. Además, los profesionales de la compañía deben ofrecer seminarios y clínicas gratuitas a lo largo y ancho del país.

Y la inclusión de un modelo de economía social, porque todo el vestuario está confeccionado por cooperativas textiles.

Todo lo que se ve en escena es diseñado por Verónica de la Canal y elaborado por tres cooperativas, de las cuales una es de la ciudad de Olavarría. De las dos porteñas, hay una se encarga de las confecciones de uniformes. Y la otra de los vestidos de fiesta, los tules, las lentejuelas y todos los bordados… que son miles.

Buscando cómo contactar las manos que concretaban esas bellezas, me enteré que la inclusión, en verdad, tenía un nivel más: “Estilo Diversa” es una Cooperativa LGBTTI, integrada por mujeres y hombres trans, lesbianas, bisexuales y también por heterosexuales.

Fui a conocer el taller un viernes a la mañana, en la semana que tenían que entregar toda la producción para La Traviata. La versión original de esta ópera hecha ballet fue creada por Iñaki Urlezaga en 2009. Y ahora vuelve a presentarla en un escenario porteño -en el Teatro Coliseo (*Ver debajo: “La compañía Danza por la Inclusión presenta La Traviata”) -, en el contexto de este proyecto federal que él dirige desde el año 2012.

Diversa, una cooperativa LGBT que realiza los trajes de la compañía Danza por la Inclusión. Foto: Laura Chertkoff.

Diversa, una cooperativa LGBT que realiza los trajes de la compañía Danza por la Inclusión. Foto: Laura Chertkoff.

Las perchas se van habitando con vestidos de fiesta complicadísimos y bellos. Metros y metros de tutús de colores que conviven con carteles que celebran las leyes de matrimonio igualitario y de identidad de género. Centímetros de hule y alfileteros, junto a volantes para la prevención de las enfermedades de transmisión sexual.

Afra cose canutillos en un corset color petróleo, mientras me cuenta que siempre le gustó el baile. Que estudió el profesorado de danzas folklóricas en Santiago del Estero, antes, en esa vida en la que su DNI la nombraba como varón.

Kalym hace coincidir el largo de las capas de tul que dan volumen a un vestido celeste lleno de florcitas. Y pienso en el camino que nos va alejando del estereotipo del “rosa-para-nenas”, “celeste-para-varones”.

El resto de los socios de la cooperativa va llegando de a poco. Vienen de lejos y arribar a Plaza Once desde Burzaco o Villa Adelina lleva su tiempo. La alegría del trabajo en algo creativo y que va teniendo su reconocimiento, también les llevó su tiempo.

Diversa heredó el local en la vieja estación de Once, de manos de la Federación LGBT. Allí se producen los vestuarios del ballet y otros proyectos textiles de la cooperativa. Y también se realizan las reuniones de la Red de Intersexuales, Transgéneros y Transexuales.

Y se sueña.

"No hay puntada, sin hilo". Y en el mejor de los sentidos. Diversa es un espacio de trabajo y creación. Foto: Laura Chertkoff.

“No hay puntada, sin hilo”. Y en el mejor de los sentidos. Diversa es un espacio de trabajo y creación. Foto: Laura Chertkoff.

Soledad Gómez, es la Presidenta de “Estilo Diversa Cooperativa LGBT”, tal es el nombre completo con el que están inscriptos en el Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social.

SG: “Ya no estoy en la aguja. Pero estuve. Y si hay que meter mano, meto. Sobre todo en la parte de bordado. Lo mío tiene que ver con la gestión, con el crecimiento de la cooperativa. Ya existíamos como cooperativa textil desde el 2010, Pero sumarnos al proyecto de Danza por la Inclusión fue un salto cualitativo y cuantitativo. En lo cuantitativo, la entrada de dinero se volvió más estable. Logramos que más de doce compañeros vivan del cooperativismo, que no es poco en estos tiempos. Y el salto en lo cualitativo fue porque nos dio visibilidad.

R: ¿Cómo fue que surgió la posibilidad de hacer lo del ballet?

SG: Estábamos en contacto con alguien que conocía el proyecto de Iñaki,  que ya venía seleccionando bailarines por todo el país hacía un año. Y les interesó por las características de la cooperativa. A pesar de que Argentina es pionera en las leyes de la igualdad, estos emprendimientos siguen llamando la atención. Nos llamaron del Ministerio de Desarrollo Social y fuimos a esa primera reunión con un vestido hecho por nosotros para mostrar lo que hacíamos. Y la verdad es que la respuesta fue increíble. Y así largamos.

R: ¿Y cómo fue la respuesta dentro de la cooperativa cuando llegaron con el proyecto de “vamos a empezar a hacer vestuario para un ballet”?

SG: Fue muy grande la cara de asombro y la pregunta ¿por dónde empezamos?

R: ¿Y por dónde empezaron?

SG: Lo primero que tuvimos que hacer, fue el vestuario para las funciones de un programa mixto. Nos tocó la ropa de Un lugar llamado Gaité, que era como una taberna. Fue un desafío grande. Iñaki es uno de los mejores bailarines de Argentina y nunca había trabajado con cooperativas. Hubo un aprendizaje de parte de ellos y de parte nuestra… Ya en Cascanueces estábamos aceitadísimos. Y en Dios se lo pague ya estábamos en una dinámica de saber de antemano qué esperaba el uno del otro. Porque ellos vieron cómo fuimos creciendo como grupo y nos fueron dando más responsabilidades. Ahora en La Traviata, nos toca sin duda la parte más linda: la de los vestidos de fiesta.

R: En esta puesta hay dos fiestas ¡Una en cada acto!

SG: ¡Sí! Además La Traviata es hermosa. Una obra de ópera increíble.

El sueño del local propio

En la vida diaria de Diversa hay otros temas que van más allá de  la ropa. Hay quienes están estudiando para terminar la escuela. Hay quienes están especializándose más en cuestiones relacionadas al mundo textil. Diversa es la cabeza de FECOODI (Federación de Cooperativas para la Diversidad).

SG: Como parte del colectivo LGBT tenemos nuestras fechas importantes: en la Marcha del Orgullo siempre tenemos nuestro stand. Y también en los Mercados Federales de la Economía Social.

R: ¿Y con este local están bien? ¿O ya empiezan a sentir que la pared les queda cerca?

SG: Cuando estamos todos, las paredes quedan muy cerca, es cierto. Por eso es que estamos soñando con tener un local a la calle para entrar al mercado masivo. Cuando no estamos produciendo para el ballet, hacemos el acopio para el local, para poder arrancar con las estanterías llenas. Y con toda la producción respetando los talles del Colectivo Trans.

R: Estamos en un país que no respeta los talles de nadie. La diversidad también se defiende en esos temas…

SG: Nuestra impronta como cooperativa, es algo en lo que ha trabajado mucho Kalym:  la tabla de talles del Colectivo Trans. Porque casi no existe ropa que tenga en cuenta sus particularidades. Lo poco que existe está destinado a las chicas, y siempre direccionada para el “trabajo” de la calle. Y existen muchas chicas trans que no quieren trabajar en la calle y quieren vestirse como te vestís vos, como me visto yo. Entonces Diversa ha creado la tabla de talles que es distinta en los varones trans y en las chicas trans, respecto de los varones y mujeres de origen biológico… Es cierto que en el mercado actual no hay respeto por los talles de nadie, ni muy alto ni muy chiquito, ni muy gordo, ni muy flaco. Por eso hacemos ropa para todo tipo de personas. Y creemos que podremos tener un local a la calle en la zona de Congreso, en las vacaciones de invierno. Tendríamos todo tipo de ropa, de todos los días y de fiesta. Sería un hermoso festejo de los cinco años de la cooperativa. Y también queremos hacer una linda fiesta… La ropa de gala ya la tenemos.

Orgullo. Afra Galván, Kalym Soria y Soledad Gómez, en Diversa. Foto: Gentileza.

Orgullo. Afra Galván, Kalym Soria y Soledad Gómez, en Diversa. Foto: Gentileza.

 

R: El sector de los talleres textiles en la Ciudad de Buenos Aires tiene la sombra de la trata de personas y la clandestinidad. ¿Cuál es la situación laboral y de habilitaciones de la cooperativa?

SG: Nosotros no somos un taller, somos una cooperativa. Somos una empresa social, con matrícula del INAES  (Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social)  que nos inspecciona todos los años. Nadie vive acá. El edificio donde estamos está abierto de lunes a viernes de 8 a 20. Además tenemos una jornada laboral que tiene límites: trabajamos entre seis y ocho horas. Las semanas que tenemos más cerca la entrega trabajamos algunas horas más.  Y como es una cooperativa no hay sueldos: los socios hacen retiros. De los veinte que somos, seis seguimos siendo del grupo fundador. Por supuesto hay socios más activos que otros y no todos están involucrados en el proyecto del ballet.

R: ¿Cuánto tiempo tienen para cada producción entre que les llega el diseño de Verónica de la Canal y lo tienen que entregar?

SG: Dos meses. Es muy poco tiempo para una confección pero siempre llegamos bien. Verónica compra la tela y hace los figurines. Y trabajamos con las capacitadoras que nos puso el Ministerio de Desarrollo Social, que son vestuaristas del Teatro Argentino de La Plata. La ropa de escena tiene sus bemoles. Cuando el diseño llega a las luces, a veces hay que ajustar cosas.

"Ropa de fiesta". Para "La Traviata" realizaron los vestidos de gala. Foto: Gentileza.

“Ropa de fiesta”. Para “La Traviata” realizaron los vestidos de gala. Foto: Gentileza.

R: Ya hicieron cinco obras con Danza por la Inclusión. ¿Están más cancheros con el trabajo?

SG: ¡Si!, además nos seguimos capacitando. En los meses que no teníamos que producir tomamos un curso de Confección de vestuario. Kalym y su equipo aprendieron con Hermenegildo Zampar. En lo que hay que tener más cuidado es en la moldería, porque las bailarinas tienen cuerpos muy pequeños. La parte del decorado sale más fluida

R: ¿Cómo se organizan las tareas? ¿Todos hacen todo o van rotando?

SG: Está todo segmentado: Kalym tiene su equipo de moldería y trazado y todo lo que tiene que salir hacia la máquina. El equipo de máquinas maneja la overlock, la recta, la collareta y lo que sea necesario. Y después están las chicas que van decorando, mostacilla por mostacilla. Porque todo lo que se ve está bordado a mano. El trabajo se organiza así por una cuestión de orden. Pero todos sabemos hacer todo y cuando hay que hacerlo, lo hacemos.

Entre tutus y mostacillas, también se juega la inclusión. Foto: Laura Chertkoff.

Entre tutus y mostacillas, también se juega la inclusión. Foto: Laura Chertkoff.

R:¿Qué tanto les cambió la vida con el proyecto del ballet?

SG: Nos cambió cualitativamente, en el sentido de que como colectivo LGBT podemos hacer algo muy bueno y sostenido en el tiempo. A las que más les cambió la vida, es a las chicas que están haciendo la asistencia entre bambalinas y comparten las giras con la compañía. Porque además de la confección, Diversa está a cargo de esa parte también.

Y podíamos hacerlo porque nuestra cooperativa tenía la experiencia de haber hecho desfiles anuales. Ya teníamos una dinámica de ropa de fiesta, de vestidos largos.  Generalmente cuando se arman cooperativas textiles, se hace ropa muy deportiva, con otro tipo de telas, que no implican una motricidad tan fina, una confección tan detallista. Nuestro proyecto deja en claro que la economía social no es solamente para hacer ropa barata y rápida.

R: ¿Y cómo es la relación con el público?

SG: A Iñaki lo va a ver gente que nunca va a ver nada. Es gente que no tiene acceso al Colón. Y los chicos que bailan son espectaculares. La gente que nunca tiene acceso a determinadas cosas es muy agradecida.

R:¿Te gusta ir a las funciones del ballet?

SG: ¡Me encanta! Aunque ya no bailo más, soy profesora de danzas clásicas y españolas. Disfruto mucho cada función. Y me parece increíble que estemos en ese momento. Cuando empezó la Cooperativa Diversa nos reuníamos en el comedor de mi casa a soñar y no teníamos un mango en el bolsillo. Pero además cuando me siento en la primer función de cada obra, con toda mi gente al costado, se me llena el alma.

Y hay lágrimas.

Sueño cumplido. Kalym Soria y Soledad Gómez, trabajando. Foto: Gentileza.

Sueño cumplido. Kalym Soria y Soledad Gómez, trabajando. Foto: Gentileza.

La compañía Danza por la Inclusión presenta “La Traviata” 

La obra está estructurada en dos actos en donde se interpretarán piezas musicales compuestas por Giuseppe Verdi y el libreto es de Francesco María Piave, basado en “La Dama de las Camelias” de Alejandro Dumas (h.). Esta presentación de Danza por la inclusión contará con arreglos musicales de Luis Gorelik y será interpretada por la Orquesta Sinfónica de San Juan a cargo de Gustavo Plis-Sternberg.

Este re-estreno de La Traviata tendrá ocho funciones en la ciudad de Buenos Aires, para después salir de gira por las provincias y llevar el ballet a todos los públicos posibles.

Para presenciar gratuitamente las funciones del Teatro Coliseo (Marcelo T De Alvear 1125, CABA) las entradas deberán reservarse on line

Los concurrentes deberán retirar los tickets el mismo día de la función elegida, entre las 10:00 y las 19:00, presentando el talón de reserva impreso desde esa web.

 Funciones y horarios con sus roles protagónicos

Sábado 27 de junio 20:00 (Iñaki Urlezaga y Eliana Figueroa)

Domingo 28 de junio 19:00 (Matías Iaconianni y Celeste Losa)

Lunes 29 de junio 20:00 (Iñaki Urlezaga y Gabriela Alberti)

Miércoles 1 de julio 20:00 (Iñaki Urlezaga y Eliana Figueroa)

Jueves 2 de julio 20:00 (Matías Iaconianni y Celeste Losa)

Viernes 3 de julio 20:00 (Iñaki Urlezaga y Gabriela Alberti)

Sábado 4 de julio 20:00 (Iñaki Urlezaga y Eliana Figueroa)

Domingo 5 de julio 19:00 (Matías Iaconianni y Celeste Losa)

La bella Eliana Figueroa e Iñaki Urlezaga en "La Traviata". Foto: Gentileza Prensa Alejandro Andolfi.

La bella Eliana Figueroa e Iñaki Urlezaga en “La Traviata”. Foto: Gentileza Prensa Alejandro Andolfi.

Comentarios

*

Notas relacionadas