Del Times Square a la calle Florida: la nueva moda del Flash Mob

Por Estefanía Lisi Una costumbre neoyorkina está tomando las calles de Buenos Aires: hablamos del Flash Mob, cuya traducción literal del inglés es: flash -destello- y mob -multitud-. Se trata de una acción previamente organizada por un grupo de personas que buscan sorprender a los transeúntes de la calle en la que se reúnen, montan […]

Martes, 11 de junio de 2013 |

Por Estefanía Lisi

Una costumbre neoyorkina está tomando las calles de Buenos Aires: hablamos del Flash Mob, cuya traducción literal del inglés es: flash -destello- y mob -multitud-. Se trata de una acción previamente organizada por un grupo de personas que buscan sorprender a los transeúntes de la calle en la que se reúnen, montan una situación inusual y luego se dispersan rápidamente, como si nada hubiera ocurrido. Suelen hacer coreografías de distintos estilos y, aunque se presentan en el lugar espontáneamente, van preparados: un buen equipo de música siempre está al alcance para acompañar sus movimientos.

Esta moda tuvo su nacimiento en Estados Unidos hace 10 años, y consiguió un éxito rotundo entre los jóvenes de ese país. En la Argentina, el equipo de Flash Mob Buenos Aires se animó a iniciar las convocatorias a estos eventos a partir del 2010, sin saber  si conseguiría el apoyo de la gente. “La idea llegó a través de un amigo mío francés que había participado de uno en su país y quería organizar uno acá. Después de ver videos y elegir el tema con el que íbamos a comenzar, armamos un grupo en Facebook para empezar a sumar gente”, cuenta a REVOL Silvana Benadederette  (28), una de las fundadoras de esta actividad en nuestro país.

Y entonces fueron ellos los sorprendidos: más de 2000 miembros se habían unido al grupo en la red social antes del primer Flash Mob, cuya temática fue la de una guerra de almohadas. “Sabíamos que con eso íbamos a llamar la atención, ¡y lo conseguimos!”, asegura Silvana. Hoy, el espacio virtual de Flash Mob Argentina ya superó los 5000 amigos.

El primer Flashmob, ¡una guerra de almohadas!

El primer Flashmob, ¡una guerra de almohadas!

Matías “Mataco” Iglesias (18) ingresó al grupo un tiempo después, y ahora forma parte de la cabeza organizacional del movimiento. Nos relata: “Cada participante tiene un papel fundamental para nosotros: es ese grano de arena que construye nuestra gran playa, ya que la cantidad de personas aporta mucho a cómo se ve un grupo desde afuera. No es lo mismo que tres personas se empiecen a disparar con los dedos a que 80 lo hagan al mismo tiempo”. En lo que respecta a los roles dentro del equipo, se pueden distinguir: a Matías y Silvana en relaciones públicas, a “Pau” en el diseño gráfico, a “Xime” como Community Manager, a “Lia” y “Pancho” como los fotógrafos, a “Mati” como camarógrafo, a “Fonz” y “Nico” en la edición y a “Fer” como convocador, dentro y fuera de Facebook.

FlashMob “Michael Jackson”, de 2012, con coreografía de Gabo Mirkin

“Para planear un Flash Mob nos inspiramos tanto en los videos internacionales como en Improve Everywhere, y también obviamente tenemos en cuenta los pedidos y las ocurrencias de la gente. Hacemos encuestas en la red social para que cada uno pueda aportar su idea y cada tanto organizamos algo con eso. Lo decidimos también mediante una votación entre todos los miembros”, explica Matías,  dando cuenta del ámbito democrático que crearon en el grupo.

"Experimento MP3", otra de las iniciativas en Buenos Aires.

“Experimento MP3”, otra de las iniciativas en Buenos Aires.

Espacios para realizar un buen Flash Mob

Cuando  hablamos de Flash Mob en Argentina, ¿cuáles son los lugares físicos donde se puede realizar esta actividad? Matías nos aclara esta duda y responde: “Capital Federal está lleno de interesantes lugares para hacerlo, principalmente donde transitan muchas personas. Sin duda, uno de los preferidos es la intersección de Florida y Lavalle, donde tenemos también una gran cantidad de público turista. Puerto Madero tampoco se queda atrás, los parques o plazas -como Las Heras o Plaza Francia- y los Shoppings comerciales son, además, puntos ideales para reunirnos”.

Coreografía “¡Adiós a los estereotipos!”, de 2012

Reacciones del público

Aunque el objetivo del Flash Mob, como bien planteamos, es el de entretener a los transeúntes, esta “sorpresa” puede producir diferentes efectos en la multitud. “La gente lo toma bastante bien, la mayoría entiende que estamos haciendo algo con el fin de divertirlos y también de pasar un bueno momento nosotros. Si bien muchos no comprenden por qué lo hacemos y simplemente nos ignoran y siguen su camino, otros, en cambio, se acercan para averiguar de qué se trata, e incluso nos filman. Por el momento no hemos tenido ninguna mala respuesta”, comenta Matías.

"I got a feeling". Suena la música de Black Eyed Peas para este Flashmob de 2012.

“I got a feeling”. Suena la música de Black Eyed Peas para este Flashmob de 2012.

Coreografías

Un aspecto no tan divertido de esta organización viene con la cuestión de los ensayos y la preparación del cuadro, que requieren compromiso por parte de todos los integrantes que deseen participar. “Nos manejamos de la siguiente manera: un miembro del grupo o conocido con formación en danza y que sea capaz de armar una coreografía nos capacita, subimos videos a modo de tutorial y después hacemos varios ensayos todos juntos para aprender bien la rutina y conocernos mejor”, acota Matías.

Resumen 2012

¿Cuáles son las características que tiene que tener un buen “flashmobbero”? “Lo más importante para nosotros es que desborde la energía, por eso los organizadores siempre los esperamos a todos con muchas pilas y lo ideal es que los ellos acudan con la misma buena onda y con muchas ganas de divertirse y pasar un momento único”, concluye Matías con alegría.

Para participar del próximo Flash Mob, podés unirte al grupo en Facebook “Buenos Aires Flash Mob” y confirmar tu asistencia en el evento “Fla-shh-mob” (https://www.facebook.com/events/144139079111245/)

Comentarios

*

Notas relacionadas