Eir, de Marina Sarmiento: La danza que se dice a sí misma

Por María José Lavandera “Hay una historia, aunque sea representada, relatada, alejada, aunque este lejos y sea ficcional, es el modo cómo nosotros nos paramos, observamos, construimos y reconstruimos”. Palabras de Marina Sarmiento, coreógrafa de “EIR”, obra que recupera el espíritu y la impronta de Iris Scaccheri, aquella mujer que conmovió escenarios europeos y argentinos con […]

Domingo, 08 de Septiembre de 2013 |

Por María José Lavandera

“Hay una historia, aunque sea representada, relatada, alejada, aunque este lejos y sea ficcional, es el modo cómo nosotros nos paramos, observamos, construimos y reconstruimos”. Palabras de Marina Sarmiento, coreógrafa de “EIR”, obra que recupera el espíritu y la impronta de Iris Scaccheri, aquella mujer que conmovió escenarios europeos y argentinos con su danza explosiva y esperanzada. “Una gota en el movimiento continuo del océano: eso es la danza hecha arte”. Así lo expresaba ella misma. Y luego, a su retiro, dejó una estela circular en el agua, que llega a nosotros como un enigma. Es volver hacia esos vacíos, es indagar, a través de su figura, en un pasado de la escena dancística que permita indagar en lo contemporáneo de la danza contemporánea.

Lucía Savloff se entrega maravillosamente, entonces, y con absolutamente todo su cuerpo a la esperanza de desarmar una identidad que se desenvuelve en cada parte de su acontecer, de su ser en ese instante. Pero no de ella misma, sino de su ser danzante. Ella se convierte allí en una metáfora. Lucía es la danza, es el cuerpo que danza: se construye y deconstruye en un movimiento único y permanente, en una reorganización constante de sus partes y sus fuerzas.

Un lienzo en blanco es el puntapié inicial: allí ella despliega trazos. Pequeños, inicialmente. Tranquila. Absorta en ese espectro amplio y despojado. A medida que avanza, los va hilando. Cada vez, los empuja con más fuerza. Devasta ese crayón negro. Esa relación que establece entre una línea y otra del lienzo, cada vez más negras, cada vez más intensas, la obligan a un traslado paulatinamente más enérgico entre un extremo y el otro.

El recorrido negro se traslada a su propio cuerpo, que se busca en el recorrido del escenario, que se sobresalta en esa búsqueda, se llama en el silencio, se desespera en ese ocultamiento revelador. Ese cuerpo, a veces grotesco, a veces vandálico, a veces glorioso, es la danza, es un cuerpo que se mueve, que se descubre como queriendo explotar. Grita, desnudo, en silencio. Su boca abierta parece extirpar un monstruo de humo. Un cuerpo que se despoja, que quiere vaciarse para hacerse presente nuevamente, de otra forma. Otra forma desconocida, pero otra. Un encuentro. El cuerpo se desgarra en medio de su misma revelación. Un sonido circular, filoso, agobia la sala.

***

Una falda roja y Beethoven. Ella penetra la falda. Una cruz de luz la ilumina. Muestra unas fotografías. Iris se hace presente en aquellos retratos que van rodeando la falda. Caen, mientras ella se para, mientras la falda la envuelve como un manto de redención. Y, pronto, luego, Beethoven revienta en ese cuerpo enrojecido, manchado, despojado e infinitamente presente. Beethoven acompaña la figura a contraluz que parece, por momentos, haberse liberado. El desgarro redentor.

***

El cuerpo es danza. La danza se desploma para contarnos, en devastación y acogida, un cuerpo. Para preguntarse por los cuerpos que se mueven y, en ello, para interpelarse por sí misma y la necesidad y la esperanza de lo que se mueve. La danza ha decidido decirse a sí misma en esta obra.

¿Qué significa bailar, después de todo, sino un eterno descubrir? 

Ficha técnica

Intérprete: Lucía Savloff
Dibujo y coreografía: Marina Sarmiento y Lucía Savloff
Diseño del espacio e iluminación: Matías Sendón
Música original: Leonardo Di Gusto (Lexdinamo)
Fotografía: Sebastián Arpesella
Diseño gráfico: Emilse Berlanga
Colaboración artística: Lucía Fernández Mouján
Asistencia general: Micaela Moreno
Puesta en escena y dirección general: Marina Sarmiento
 
Producción 2012: TACEC (Teatro Argentino de La Plata – Centro de Experimentación y Creación)
Co-producción 2013: El Cultural San Martín

CUÁNDO Y DÓNDE

Sala Multipropósito (CSM)
Boletería: El Cultural San Martin – Sarmiento 1551 CABA
(Jueves, Viernes y Sábado $60 / Domingo $40)
Tickets on line: www.tuentrada.com
ÚLTIMA FUNCIÓN
Domingo 8 de Septiembre – 19hs

Comentarios

*

Notas relacionadas

  • Compartir

    “Embiste”, de Catalina Briski: Tiempo de definicio…

    En una obra entre la dramaturgia y la danza, compañía Dunzica estrenó una obra dirigida por Catalina Briski, en que, a través de la investigación del vínculo entre música y movimiento, buscan darle danza al personal significado de una pregunta, quizás, sin respuesta: ¿quién soy?

    20-11
  • Compartir

    Marina Sarmiento, coreógrafa de “Eir”: “la danza d…

    “EIR trae de nuevo a la luz eso que parece perderse, yace escondido o en el olvido”. Una indagación acerca del vínculo entre el pasado y el presente, a través de la figura de la mítica Iris Scaccheri.

    02-09
  • Compartir

    Juan Onofri Barbato: La danza entretejida

    El coreógrafo presenta su nueva obra junto a Km29. Luego de “Los Posibles”, “Duramadre” se plantea una idea de vínculos entre los miembros de un cuerpo social inevitablemente interconectado.

    14-05
  • Compartir

    “Lejos”, la identidad en fuga

    La coreógrafa Marina Sarmiento trabaja junto a la actriz Florencia Bergallo y la fotógrafa Mariana Roveda la respiración como metáfora de un espacio de fuga de la construcción de la representación histórico-cultural de la identidad.

    22-11