El Argentino reabrió su temporada, solidario y con “El Lago de

Por Lic. Melina Díaz Una bandada de cisnes sobrevuela los jardines del palacio del príncipe Sigfrido, quien fascinado por su encanto los persigue hasta orillas de un lago, cuyo poder mágico transforma a la Princesa Odette en un blanco Cisne. Sin embargo, la amenaza un maleficio que sólo puede romper quien le jure amor eterno. […]

lunes, 22 de abril de 2013 |

Por Lic. Melina Díaz

Una bandada de cisnes sobrevuela los jardines del palacio del príncipe Sigfrido, quien fascinado por su encanto los persigue hasta orillas de un lago, cuyo poder mágico transforma a la Princesa Odette en un blanco Cisne. Sin embargo, la amenaza un maleficio que sólo puede romper quien le jure amor eterno. Un sacrificio trágico debe alzarse sobre la tempestad despertada por el mago von Rothbart: los amantes deciden permanecer juntos para siempre y unidos se lanzan al lago de la muerte. Han ascendido a la eterna felicidad.

El 19, 20 y 21 de abril el Ballet del Teatro Argentino de La Plata, dependiente del Instituto Cultural de la Provincia de Buenos Aires, inauguró su temporada artística 2013 con El Lago de los Cisnes. En esta oportunidad, la obra más célebre del repertorio coreográfico basada en los originales de Marius Petipa y Lev Ivanov fue representada con la versión de Mario Galizzi, ex director del Ballet del Teatro, y repuesta por Sabrina Streiff, asistente y repositora coreográfica con amplia trayectoria en Argentina –Ballet Municipal de Tandil, Teatro Colón, Teatro Argentino y Ballet de Córdoba–, Paraguay y Uruguay. La escenografía le correspondió a Augusto González Ara, el vestuario a Eduardo Caldirola y la iluminación a Diego García y Matías Rodríguez.

María de los Ángeles Cataldi, como Odette, en la apertura de Temporada del Teatro Argentino 2013.

María de los Ángeles Cataldi, como Odette, en la apertura de Temporada del Teatro Argentino 2013.Foto: Gentileza Melina Díaz

No es casual que El Lago de los Cisnes, sin dudas el más popular de la historia, haya sido el elegido para la reapertura de esta temporada. La programación artística se sirvió de su celebridad para pisar fuerte el escenario y apartar los interines sufridos por el personal del Teatro Argentino.  Este coliseo, uno de los más importantes del país, se vio sumergido desde el año pasado en un profundo conflicto gremial,  presupuestario y edilicio. A su vez, se han modificado los roles de dirección de los cuerpos estables –lírico y ballet–: Mario Silva tiene actualmente a su cargo la dirección del ballet y Darío Domínguez Xodo es el titular de la orquesta.

Aldana Bidegaray, como Odile, junto a  Mario Navarro, como el Príncipe Sigfrido. Foto: Gentileza Prensa Teatro Argentino

Aldana Bidegaray, como Odile, junto a Mario Navarro, como el Príncipe Sigfrido. Foto: Gentileza Prensa Teatro Argentino

El Lago de los Cisnes, es el primero de los tres ballet que escribió el compositor Piotr Ilich Tchaikovsky, quien no había escrito nunca antes música para ser bailada. Para ello, se valió de fragmentos de otras obras: un ballet basado en una leyenda alemana –de donde procede el nombre– y pasajes remodelados de sus óperas Odina y El Voyevoda. Su primera presentación fue en 1877 en el Teatro Bolshói de Moscú. En su momento no fue bien aceptado, pero luego con la versión de Petipa e Ivanov –1895,Teatro Mariinsky– se transformó en un una obra muy aclamada por el público. El argumento transcurre entre el amor y la magia, enlazando en sus cuatro cuadros la eterna lucha del bien contra el mal.

Se destacan momentos supremos como el Vals de los etéreos cisnes del segundo acto; el baile en el palacio donde se presentan las cinco princesas a Sigfrido –majestuoso despliegue de vestuarios, escenografía y bailarines–;  el afable pas de trois del primer acto, y el enérgico pas de quatre con sus impecables cabezas en perfil y su desplazamiento an avant con los couppé, tombé, pas de bourré y chassé; así como el culmine, dramático y romántico desenlace de Odette tras arrojarse a las aguas del lago para encontrarse con su príncipe. También resaltan el rol vivaz, alegre y juguetón del Bufón y el malvado Mago von Rothbart.

La pareja protagónica, en los bosques, enamorados. Foto: Gentileza Melina Díaz

La pareja protagónica, en los bosques, enamorados. Foto: Gentileza Melina Díaz

Estas tres primeras funciones se realizaron en la Sala Alberto Ginastera a beneficio de la Cruz Roja Argentina, para destinar lo recaudado a los damnificados por el reciente temporal sucedido en La Plata. El reparto estuvo encabezado por María de los Ángeles Cataldi (19 y 20) y Elizabeth Antúnez (21) como Odette; Mario Navarro (19 y 20), Miguel ángel Klug (21) como el Príncipe Sigfrido; y Aldana Bidegaray (19, 20) y Marianela Bidondo (21) como Odile.

El espectáculo se ofrecerá nuevamente el viernes 3 y sábado 4 de mayo, a las 20.30 y el domingo 5, a las 17. El cierre contará con la encantadora presencia de Julieta Paul y Bautista Parada, primeros bailarines del Teatro Argentino; una pareja talentosísima por su virtuosismo técnico pero también por su complicidad que interpela en cada función al público, y que como príncipe y princesa nos ascenderán con ellos a esa eterna felicidad.

Comentarios

*

Notas relacionadas