Gran presencia argentina en el Festival Internacional de Ballet de Cuba 2014

Tomó parte una delegación de bailarines del Teatro Colón, en representación del Ballet Estable, con diversas intervenciones conjuntas y en Pas de Deux. Nadia Muzyca y Federico Fernández abrieron la célebre Gala de Clausura. La participación argentina se hizo sentir: también participaron Paloma Herrera, Carolina Agüero y Daniel Proietto.

Martes, 25 de noviembre de 2014 | Por Maria José Lavandera

Entre el 28 de octubre y el 7 de noviembre de 2014 se llevó a cabo el 24° Festival Internacional de Ballet de La Habana (Cuba), bianual y uno de los más importantes –y antiguos- del mundo desde su fundación en 1960, que reúne a algunos de los más relevantes bailarines de nivel internacional, a quienes se suman las presentaciones del Ballet Nacional de Cuba, con la performance de ballets completos.

Por Shakespeare, la danza” fue el lema de este año para este evento presidido por la Prima Ballerina Assoluta, Alicia Alonso, mito de la danza mundial, quien se dispuso a celebrar los 450 años del nacimiento del dramaturgo inglés, con la interpretación de algunas de las piezas que han sido montadas en versión de ballet, como “La pavana del moro”, de inspiración en “Otello”, que estuvo a cargo de integrantes del Ballet de la Opera de Niza, el propio “Otello” y “As you like it”, en versión de John Neumeier, interpretados por la argentina Carolina Agüero, Principal en el Ballet de Hamburg, y Javier Torres, figura en el Northern Ballet, “Romeo y Julieta”, por Burnise Silvius y Jonathan Rodrigues, ambos del Joburg Ballet de Sudáfrica, “La Tempestad” por parte de las vecinas estrellas del Ballet del SODRE, María Ricetto y Ciro Tamayo, escenas de “Hamlet”, por el Ballet Nacional de Cuba y “La fierecilla domada”, por parte de Natalia Berríos y Juan Manuel Ghiso, figuras del Ballet Municipal de Santiago de Chile.

Participación argentina

La participación argentina estuvo a la orden del día: una gran delegación representó al Ballet Estable del Teatro Colón –compuesta por las bailarinas Maricel De Mitri, Nadia Muzyca, Carla Vincelli, Magdalena Cortés, Silvia Grün, Candela Rodríguez Echenique, Ayelén Sánchez y los bailarines Juan Pablo Ledo, Federico Fernández, Vagram Ambartsoumian, Edgardo Trabalón, Julián Galván, Matías Santos e Igor Vallone-. Juntos interpretaron en dos ocasiones “Tango”, con coreografía de Lidia Segni y música de Astor Piazzolla. Participaron también con la presentación de dos Pas de Deux: “Diana y Acteón”, a cargo de Carla Vincelli y Juan Pablo Ledo, y nada menos que para la apertura de la Gala de Clausura, Federico Fernández y Nadia Muzyca estrenaron “La Esmeralda”.

Estuvieron presentes asimismo Paloma Herrera, estrella del American Ballet Theatre, para quien fue, anunciado su retiro para fines de 2015, su despedida del evento como bailarina. Interpretó “Verano porteño”, de Mauricio Wainrot y música de Piazzolla, para el cual eligió como compañero a Juan Pablo Ledo, con quien compartió escenario últimamente, y por primera vez, en la pasada producción de “Giselle” en el Teatro Colón. Asimismo, interpretó el “Tchaikovsky Pas de Deux” de Balanchine, junto al español Gonzalo García, Primer Bailarín en el New York City Ballet.

Además de Carolina Agüero, ya mencionada, también estuvo presente otro argentino con sendos triunfos en el exterior: Daniel Proietto, miembro de la compañía noruega “Winter Guests”, quien bailó “Sinnerman”, coreografiada por el artista Alan Lucien Øyen, director de dicha agrupación. Asimismo, especialmente importante fue la presencia de Julio Bocca, ofreciendo clases magistrales en el marco de las “Jornadas Fernando Alonso”, denominadas así en celebración del centenario de su nacimiento, en la Escuela Nacional de Ballet de Cuba.

Julio Bocca ofreciendo seminario en La Habana. Foto: Festival Internacional de Ballet de La Habana.

Julio Bocca ofreciendo seminario en La Habana. Foto: Festival Internacional de Ballet de La Habana.

Nuestro país estuvo especialmente –y bien- representado. Federico Fernández cuenta que la danza argentina goza de un concepto de gran prestigio entre el público cubano: “Éramos muchos argentinos en el festival y sabiendo que este es uno o el más importante festival de ballet del mundo, uno de los más antiguos, y que haya habido tanta cantidad de argentinos, creo que es muy representativo. Es muy bueno para nosotros y nos deja bien plantados para el resto del mundo. A Paloma, por ejemplo, la valoran y la respetan mucho como bailarina argentina del American Ballet Theatre. Eso es muy importante. El Teatro Colón también es sumamente reconocido. Nos pasó de estar tomando algo en un bar, que el mozo nos preguntara de dónde éramos y cuando le respondimos, que dijera: ‘Ay me saco el sombrero, son bailarines del Teatro Colón de Buenos Aires’”.

Una verdadera fiesta”

Así describieron la experiencia algunos de los bailarines del Teatro Colón que participaron de este evento. Nadia Muzyca, para quien fue su segunda vez, dio cuenta de la fuerza de la experiencia, en que el ballet parece apropiarse de la ciudad y su gente: “Estás ahí y es puro ballet. Todos los asistentes al festival se alojan en el mismo hotel, así que ya en el lobby te cruzás con maestros, coreógrafos, bailarines muy importantes. Realmente vienen profesionales de excelencia. Y es como una fiesta, el repertorio es muy variado, las galas están estructuradas de una forma muy amena. Y el público está siempre expectante y es súper entusiasta. Aman el ballet. Me enteré que las entradas se sacan con muchísima anticipación. Es como el evento del año’ y todos esperan ir”.

Como indicábamos, Nadia Muzyca y Federico Fernández gozaron de un honor importante, que fue abrir la Gala de Clausura, uno de los espacios más importantes que tiene el festival, con “La Esmeralda”, para ellos un estreno, ante la presencia de Alicia Alonso: “Para nosotros fue una sorpresa. Ahí sí que explota el teatro, está lleno de bailarines, prensa internacional, gente muy entendida. Sentí una responsabilidad que no te digo. Lo pasan en la televisión en directo. Sabíamos que participaríamos, pero no con ese calibre. Y este Pas de Deux es muy difícil y ni Federico ni yo lo habíamos bailado antes. Fue fuerte. Somos unos atrevidos (risas). Pero lo trabajamos muy bien en el Teatro [Colón], con el Maestro Regueiro, quien nos ayudó mucho, y Lidia [Segni] nos miraba cuando salía de sus ensayos de ‘Cascanueces’. Si bien era nuevo, lo tomamos con tiempo y sentimos que íbamos bien preparados. Eso nos dio tranquilidad”, cuenta Nadia con su habitual simpatía.

Federico Fernández y Nadia Muzyca en "La Esmeralda". Foto: Alicia Sanguinetti.

Federico Fernández y Nadia Muzyca en “La Esmeralda”. Foto: Alicia Sanguinetti.

Según comentan, fueron especialmente ovacionados, tanto por el público, como por sus pares presentes en las coulisses: “Todo era una fiesta. Cuando salimos, nos aplaudían los bailarines. La verdad que es un lindo ambiente con nuestros colegas. Y con Federico nos sentimos como si ya lo hubiéramos bailado. Salimos a disfrutarlo. Cuando terminó la función, salimos todos con un miembro del Ballet Nacional de Cuba, como anfitriones, y con Alicia Alonso saludando junto a nosotros. Me emocionó muchísimo haberlo vivido”, recuerda la bailarina, quien cerrará un gran año 2014 en el rol de Clara, en una producción especial de “Cascanueces” como invitada en el Teatro Alfa, de Rio de Janeiro, junto al argentino Luis Ortigoza, bailarín estrella del Ballet de Santiago de Chile.

Federico, para quien fue su tercera vez en este evento, dos en representación del Teatro Colón y una por el Teatro Teresa Carreño de Venezuela, acordó con su compañera: “Estoy feliz, realmente. Leí críticas que decían que habían ovacionado al Pas de Deux de ‘La Esmeralda’, así que imagináte, estoy re contento. Por suerte, nos sentimos súper cómodos y fue el único Pas de Deux clásico de la noche. Fue la apertura, así que estábamos chochos. Me gustó que nunca lo había bailado, que era un desafío técnico, y que era una oportunidad de bailar más con Nadia. Fue todo una novedad interesante de vivir y en Cuba, ni te cuento”.

Paloma Herrera y Juan Pablo Ledo, en "Verano Porteño", con coeografía de Wainrot y música de Piazzolla. Foto: Alicia Sanguinetti.

Paloma Herrera y Juan Pablo Ledo, en “Verano Porteño”, con coeografía de Wainrot y música de Piazzolla. Foto: Alicia Sanguinetti.

Por su parte, Juan Pablo Ledo, para quien también fue su tercera oportunidad, indica que ésta fue “la vez que más disfruté”: “Es como reunirnos todos y compartir. No hay competencia mala, es un ambiente de disfrute, en el que la expectativa es mostrar lo que cada uno viene haciendo. El público cubano está abierto a ver otros estilos y danzas, otra forma de moverse, otra musicalidad y eso también es atrapante para todos. Paloma se estaba despidiendo del festival como bailarina, así que fue muy gratificante acompañarla. Hice también el Pas de Deux de ‘Diana y Acteón’ con Carla [Vincelli], un desafío porque es una pieza que ahí suelen hacer mucho y diferentes figuras internacionales. Hicimos una versión muy particular y me comentaron que llamó muchísimo la atención. También fue especialmente relevante llevar los tangos a La Habana como grupo, en representación de todo el ballet. El hecho de que fuéramos como compañía e hiciéramos presencia como un colectivo planteó una diferencia. Se le da otra importancia. Se ha ido de a parejas, pero nunca así con un grupo mayor. El hecho de hacer pie y que hayan visto una compañía de chicos jóvenes talentosos fue muy importante. Creo que hemos dejado una muy buena imagen, con buenas repercusiones. Los tangos gustaron mucho”, cuenta el bailarín, que este fin de año festeja sus 15 años de carrera internacional.

"Tango", a cargo del grupo que representó al Ballet Estable del Teatro Colón. Foto: Alicia Sanguinetti.

“Tango”, a cargo del grupo que representó al Ballet Estable del Teatro Colón. Foto: Alicia Sanguinetti.

La danza en Cuba, una tradición de alto nivel

No es novedad que la danza es uno de los puntos fundamentales desarrollados por el Estado cubano, nacido ello de su tradición gestada bajo amparo soviético. No obstante, los bailarines argentinos no dejaron de sorprenderse por el alto nivel de los artistas oriundos de este país. “Son bárbaros. Es increíble la cantidad de varones buenos. Es muy fuerte lo que sienten ellos por la danza y hay mucho nivel”, dice Nadia, con quien Federico coincide: “Es muy interesante ver que tienen un trabajo técnico muy riguroso. Técnicamente cada año el nivel es mayor. Lo que llama la atención son los buenos físicos de los varones. Son dotados para el ballet. Y siempre se aprende mirando”.

Finalmente, Juan Pablo comenta que: “El ballet cubano es una máquina de producir bailarines y bailarinas. En los varones impresiona mucho porque no son los que abundan en Argentina. No hay difusión de la danza y los jóvenes con talento no se logran desarrollar. Pero allá en Cuba parece que brotan. Han mejorado mucho el nivel de bailarinas mujeres también, a mi entender, si bien son los varones que asombran. Hay cantidad importante de chicos con mucho talento y realmente armados, preparados. A nivel fisonomía, tienen una predisposición física natural. Entiendo que quienes se desarrollan son elegidos especialmente para hacer ballet y los hacen trabajar el físico desde muy chiquitos. Eso hace que vayan formándose y teniendo una base muy importante. La escuela es espectacular. Logran una técnica muy sólida; son potentes, solventes”.

Ensayo del ballet del Teatro Colón, en Cuba. Foto: Magalí Paz.

Ensayo del ballet del Teatro Colón, en Cuba. Foto: Magalí Paz.

Próximas presentaciones

Además de ser parte del elenco de “Cascanueces”, que se desarrollará en el Teatro Colón entre el 16 y el 28 de diciembre de 2014, los bailarines tienen agenda completa para este fin de año:

Federico Fernández se presentará junto a un grupo de bailarines del ballet estable del Teatro Colón el próximo 8 de diciembre de 2014, en el marco de Ballet en Gala, en el Teatro Mayo de la ciudad de San Francisco, en Córdoba.

Por su parte, Juan Pablo Ledo presentará su espectáculo “Gala de Ballet y Tango el próximo 30 de noviembre de 2014, en festejo de sus 15 años de carrera internacional, en el Teatro Metropolitan Citi, con Carla Vincelli como artista invitada.

Comentarios

*

Notas relacionadas