Hernán Piquín y Cecilia Figaredo: Pura química

Por María José Lavandera – Tw: @majolavandera En una entrevista pasada, ella comentaba entre risas que él era casi como su marido. Un marido artístico, en este caso, ya que su verdadero marido –vale aclarar- es el músico y compositor Andrés Serafini. Sin embargo, aquel matrimonio artístico resulta en un entendimiento igual de fuerte, sustentado […]

miércoles, 22 de enero de 2014 |

Por María José Lavandera – Tw: @majolavandera

En una entrevista pasada, ella comentaba entre risas que él era casi como su marido. Un marido artístico, en este caso, ya que su verdadero marido –vale aclarar- es el músico y compositor Andrés Serafini. Sin embargo, aquel matrimonio artístico resulta en un entendimiento igual de fuerte, sustentado en el enorme valor sentimental que le puede dar una amistad duradera y sincera. Ellos bailaron juntos desde que eran prácticamente niños. Él es uno de los bailarines de mayor calidad interpretativa que ha dado nuestro país y que supo forjar una carrera diversa, sin dejar casi ningún rincón artístico performativo en el tintero.

Buenos Aires tiene este verano el privilegio de quedarse con dos estrellas en un espectáculo dancístico que, además, goza de la música de Piazzolla. Ellos son Cecilia Figaredo y Hernán Piquín, quienes están a punto de estrenar “Balada para mi muerte” en el Teatro Astros, una puesta tanguera en la que que se van sucediendo escenas danzadas de distintas improntas y que tiene por cuadro fundamental el tema del Maestro Astor, bailada por Piquín. “No hay una historia o trama lineal, pero cada cuadro y  personaje requiere una caracterización distinta. A mí me importa mucho interpretar en un sentido teatral. Le pongo un poco de humor o drama según requiera el cuadro”, explica Cecilia sobre la obra. Indica que cada cuadro es diferente y cuenta con su coreografía propia, a cargo de distintos creadores: “Hay varios coreógrafos; cada uno con su estilo. Margarita Fernández, Laura Roatta, Andrea Candela. Y los grupales están a cargo de los coreógrafos Osmar Odone y Sol Viviano”.

Además, acompañan la puesta cinco parejas de baile: “Son tangueros, es decir, bailan tango puro y tango de escenario. Cecilia y yo somos la sexta pareja y ponemos el toque más neoclásico-contemporáneo. Además hay orquesta en vivo y una cantante que son geniales; estoy agradecido que profesionales así me acompañen en esta obra”, comenta Hernán.

Compinches y generosos. Así son Cecilia y Hernán entre ellos. Así también bailan juntos. Y es de este modo que recorre su danza un halo de intimidad, que tan caro y necesario resulta al espíritu de la típica música porteña:

R: Hernán, ¿cómo surgió “Balada para mi muerte”?

H: Estando de gira con “Hernan Piquín es Freddie” [N. de la R.: el espectáculo que retomó la vida de Freddie Mercury realizado durante 2013], hablando en las cenas después de las funciones con el productor que me convocó, surgió la idea de hacer un nuevo espectáculo. Hablando mucho y tirando ideas nació “Balada para mi muerte”. Además es un tango de Astor Piazzolla que yo había escuchado en Italia cuando vivía allí y me pareció interesante poder llevar la idea que trae al escenario.

Cecilia y Hernán bailan juntos desde chicos. Foto: Gentileza.

Cecilia y Hernán bailan juntos desde chicos. Foto: Gentileza.

R: Cecilia, vos venís de haber lanzado tu propio espectáculo de tango en 2013, “Boulevard Tango”, de modo que estás versada en el estilo, ¿cómo te preparaste para “Balada…”?

C: En los cuadros donde hay más tango me baso en los arquetipos y los gestos que todos conocemos. Y en los cuadros más líricos me centro más en el movimiento y lo que la música produce en mí. Y a medida que avanza el espectáculo uso media-puntas, puntas, bailo descalza, uso zapatos de taco… ¡paso por todo! (risas) No me faltó utilizar nada.

R: ¿Qué es lo que más les motiva de bailar una música como la de Piazzolla?

H: Piazzolla, para mí, es, fue y será un talento único. En mí produce un sentimiento muy profundo. Al escuchar su música no puedo parar de traducirla en movimientos, de sentir cómo la piel se me eriza. Es una gran suerte para mí poder bailar esto. “Balada para mi muerte” es un tango tan lindo y tiene tanta carga emocional que espero que la gente se emocione como yo lo hago.

C: Piazzolla para mí siempre es fuente de motivación arriba del escenario. Afloran en mí un sin fin de sentimientos: pasión, melancolía, tristeza, amor. Su música se mete en el cuerpo y sale hecha sentimiento. Admiro y respeto profundamente a Piazzolla al punto de que en mi espectáculo bailamos “Las cuatro estaciones” en una sección de casi media hora especialmente dedicada a este autor.

"Al escuchar la música de Piazzolla, no puedo parar de traducirla en movimientos", contó Hernán. "Balada para mi muerte", con estreno inminente. Foto: Gentileza.

“Al escuchar la música de Piazzolla, no puedo parar de traducirla en movimientos”, contó Hernán. “Balada para mi muerte”, con estreno inminente. Foto: Gentileza.

R: ¿Cómo es trabajar entre ustedes, que se conocen tanto?

H: ¿Qué te puedo decir? Genial. Imagináte poder sentirte libre y entender sólo con una mirada, con un gesto lo que el otro necesita. Es muy linda la energía que manejamos en escena cuando bailo con Cecilia, una gran bailarina y profesional. Con ella bailamos muchos años juntos; es tan fácil bailar con ella.

C: Trabajar con Hernán para mí es sumamente fácil y placentero justamente por todo el conocimiento que tenemos el uno del otro. La conexión y la entrega es total y absoluta. Nos divertimos muchísimo.

R: Hablando de la labor de partenaire, ¿qué hace a un buen trabajo conjunto en este punto? ¿Cuál es el secreto para ustedes?

H: (Risas) No tengo secretos. Tuve un gran maestro de partenaire que es Alejandro Totto, y después fui perfeccionándome en los distintos teatros y escenarios del mundo [N. de la R.: Fue estudiante en la escuela del English National Ballet y en Le Jeune Ballet de France, así como en el Ballet Juvenil de Caracas y en el Ballet Estable del Teatro Colón, antes de ingresar al Ballet Argentino]. Haber tenido la suerte de bailar junto a Julio Bocca casi 200 funciones anuales te dan la posibilidad de poder aprender y practicar. La verdad trato de devolver todo lo que me enseñaron y aprendí. Cuando tengo la posibilidad, trato de ayudar en temas de partenaire.

C: Creo que el secreto es confiar en el otro y entregarse. Darle al compañero lo mejor de uno como artista y estar abierto a recibir lo que el otro tiene para darnos. Yo tengo la dicha de que con Hernán eso fluye automáticamente y que técnicamente  como partenaire él es genial. Toda dificultad técnica es más sencilla si él está detrás tuyo manejándote. Te cuida todo el tiempo para que luzcas; es súper generoso.

R: Hernán, después de una trayectoria tan intensa y siendo reconocido como uno de los grandes artistas de la danza en nuestro país, ¿cómo sentís la danza hoy?

H: Uf ¿no será mucho? Yo soy un bailarín más que con disciplina, enfoque y esfuerzo, logró lo que quería. Por eso digo siempre que si se puede, sólo hay que soñarlo muy fuerte y poner energías a eso. Quizás no pase hoy pero algún día llega, todo llega.

Me preguntás cómo veo la danza hoy… y la verdad que me da un poco de pena que haya gente que tiene la posibilidad de estar en un escenario y no lo valore y no se esfuerce, y que haya gente con tantas condiciones que no puede estar. Siempre lo que digo a los chicos es que tengan disciplina; eso es lo más importante. Que traten y se esfuercen mucho con disciplina y con amor.

R: Hiciste de todo: recorriste escenarios de todo el mundo como primera figura, filmaste con Leonardo Favio, estuviste en uno de los programas más vistos de la televisión y te convertiste en una estrella nacional, ¿qué desafíos sentís que tenés pendientes aún? ¿Qué te gustaría hacer que aún no has hecho?

H: La verdad que estoy muy feliz con lo que soy, con quién soy, con lo que logré y casi sin proponérmelo. La única meta que me puse en mi vida fue ser Primer Bailarín del Teatro Colón; después todo lo que siguió fue y es aún un regalo. Yo no sé quién mueve los hilos de mi vida ni de mi destino, pero agradezco por todo lo que día a día me da.

"Creo que el secreto es confiar en el otro y entregarse". Ellos, casi un matrimonio artístico, logran una química fuera de lo común. Foto: Gentileza.

“Creo que el secreto es confiar en el otro y entregarse”. Ellos, casi un matrimonio artístico, logran una química fuera de lo común. Foto: Gentileza.

R: ¿Harán gira en las provincias con “Balada para mi muerte”?

H: Por el momento sólo haremos la temporada en Buenos Aires en el Teatro Astros. Luego se verá según los tiempos que me queden libres, pero me encantaría poder salir de gira; las provincias siempre te esperan con el corazón y con manos llenas de aplausos.

R: Cecilia, ¿qué aguarda para vos este año, luego de este espectáculo?

C: Este año saldré nuevamente de gira con mi espectáculo “Boulevard Tango”, esta vez al exterior. La gira de 2013 nos cargó de confianza y fuerza de que el espectáculo gusta y crece. Y como siempre dando clase, compartiendo lo que sé con mis alumnas queridas.

CUÁNDO y DÓNDE

“Balada para mi muerte” – Estreno Mundial 23 de enero de 2014

Teatro Astros – Av. Corriente 746 (CABA)

FUNCIONES: Jueves y Domingo, a las 21 | Viernes y Sábado, a las 22. Adquirí las entradas en boleterías del teatro o en www.tuentrada.com.

Comentarios

*

Notas relacionadas