Marianela Nuñez: una visita para recordar

Marianela Nuñez pasó por San Martín en una Gala Solidaria y deslumbró con su Odette y su Kitri, junto a Alejandro Parente y el Ballet del Teatro Argentino de la Plata.

jueves, 23 de julio de 2015 | Por Maria José Lavandera

El pasado 18 de julio de 2015, Marianela Nuñez, la estrella del Royal Ballet de Londres, tal como el año pasado,  hizo gala de su arte nuevamente en el Club de Gimnasia Alemán de Villa Ballester, en Partido de San Martín, su lugar de nacimiento, en un evento para recaudar fondos para el tratamiento de Paul Quiroga, un niño de 11 años que padece Escoliosis Neurológica progresiva.

Cual rock star, el público vivó cada una de sus apariciones. En esta ocasión, compartió el escenario con el Ballet del Teatro Argentino de La Plata, artistas que estuvieron a la altura de su estrella invitada. La ocasión permitió ver a Marianela junto a Alejandro Parente, partenaire elegido para acompañarla en toda su gira por Argentina, en dos de sus más características piezas de repertorio, su Odette en el Segundo Acto de “El Lago de los Cisnes” y su Kitri en el Tercer Acto de “Don Quijote“. De la delicadeza y la vulnerabilidad a la frescura y el dinamismo, Marianela parece poderlo todo. Se nota una artista detallista, reflexiva, tanto como discreta; su despliegue expresivo se desarrolla en la medida justa, sin caer en obviedades, ni exageraciones, aún en estos roles tan visitados por todos los artistas clásicos de la danza y que, justamente por eso, son tan pasibles de ser abordados desde ciertos clichés. Es que ella baila con todo su cuerpo, desde sus ojos hasta las puntas de los dedos de las manos, y devela una sensibilidad tan honesta que, paradójicamente, permite al espectador atravesar su danza para conectarse con su relato sin siquiera reparar en su técnica impoluta, característica de un bailarín que suele ser fuertemente llamativa para el público.

La noche estuvo acompañada por dos números más. Por un lado, la participación estelar de Cecilia Figaredo y Rodrigo Colomba -miembro del Ballet Folklórico Nacional- con dos piezas de aire folklórico: una zamba -“Recuerdo para un reencuentro”- de Margarita Fernández y Mariano Luraschi- y “Oblivion”, un tema de Piazzolla, con coreografía de Laura Roatta. Por otro lado, tuvo su momento el Ballet Folclórico Nehuen, oriundo de San Martín.

Para terminar la gira quedan aún dos funciones: el 23 de julio se presentará con el Ballet del Centro de Conocimiento, en el Teatro Lírico, en Posadas (Misiones), que está bajo la dirección de Laura de Aira, donde bailará el segundo acto de “Giselle” y el tercer acto de “Don Quijote”, y el 26 de julio, en el Teatro 25 de Mayo, en Santiago del Estero, ofrecerá una gala en la que participarán Karina Olmedo, Julieta Paul, Nahuel Prozzi, Bautista Parada, Rodrigo Colomba y Cecilia Figaredo. La estrella regresará luego para el 16 de agosto, cuando integrará la Gala Internacional que organiza el Teatro Colón.

Para seguir disfrutando, les dejamos la cobertura fotográfica de Santiago Barreiro, fotógrafo oficial del Ballet Nacional del SODRE, quien vino especialmente a documentar el evento desde Uruguay:

(Hacer click en las fotos para agrandarlas y pasar la galería) 

Comentarios

*

Notas relacionadas

  • Compartir

    Los clásicos, en gala

    Federico Fernández y Julieta Paul brillaron en la inauguración de la Sala Caras y Caretas, junto a un maravilloso elenco compuesto por bailarines del Teatro Colón.

    16-04
  • Compartir

    Juan Lavanga, productor: “La danza es el arte subl…

    Por María José Lavandera – Tw: @majolavandera Hablar con el […]

    10-01
  • Compartir

    Una gira plena de emociones tuvo el BMBA por sus 1…

    El pasado 19 de septiembre finalizaron los festejos por los 10 años del Ballet Metropolitano de Buenos Aires con una gira por diversas ciudades argentinas. Llega hacia octubre, de la mano de su director, Leonardo Reale, una iniciativa en que el arte se suma a los ideales por la paz.

    30-09
  • Compartir

    La Sylphide, el broche de la Temporada en La Plata

    Una versión ajustada y respetuosa del estilo interpretó el ballet del Teatro Argentino de La Plata, que sorteó nuevamente graves dificultades, incluso la baja de dos funciones, para llegar al escenario. Un cierre de año para apoyar y aplaudir.

    23-12