Mendoza disfrutará a Aaron Robison, bailarín del Houston Ballet

Aaron Robison es un multipremiado artista y hoy solista en el Ballet de Houston. Bailará “El Lago de los Cisnes” junto a la mendocina Inés Riveros y un grupo 30 bailarines locales en el Teatro Independencia el 28 y 29 de junio, 2014.

Jueves, 26 de junio de 2014 | Por Maria José Lavandera

Mendoza disfrutará el fin de semana de una puesta de lujo de “El Lago de los Cisnes”. Con dirección de las coreógrafas mendocinas Cristina Hidalgo y Shirley Jorquera, se presentará este clásico el 28 y 29 de junio en el Teatro Independencia, con la presencia de dos bailarines del Teatro Colón, Matías Santos y Gerardo Wyss, así como con un invitado imperdible: el bailarín inglés Aaron Robison, hoy solista en el Ballet de Houston (Estados Unidos), otrora miembro del Birmingham Royal Ballet y Bailarín Principal en el Corella Ballet.  

Aaron Robison. Foto: Gentileza Grupo ARS.

Aaron Robison. Foto: Jaime Lagdameo.

Mr. Robison: un bailarín de elite

En su español casi perfecto se develan sus años de crianza en Barcelona, ciudad a la que se mudó a los 10 años de su Londres natal por el trabajo de su padre. “Viví ahí seis años. A mis 16 volví a Londres para la escuela del Royal Ballet, estuve ahí dos años e hice unos concursos que fueron bien. Me ofrecieron algunos contratos y decidí ir al Birmingham Royal Ballet. Estuve allí seis años. Luego de esto volví a España para trabajar con Ángel Corella y su compañía”, relata en medio de sus ensayos en Mendoza, donde parece estar muy a gusto. “Me están cuidando mucho aquí. La gente es muy amable. Estoy muy contento de tener esta oportunidad de bailar aquí. Tengo ganas de mostrarles mi estilo, lo que conozco yo. Espero que vaya bien. Tengo ganas”, completa.

Aaron, además, tuvo varios años de formación en España, junto a La Compañía Juvenil de Ballet de Catlunya y el Conservatorio de Barcelona. En 2004 fue consagrado como “El bailarín británico del año”, premiado con la medalla dorada en la Competencia Internacional de Ballet de Seúl y el Premio Estímulo en el Prix de Lausanne. Por su parte, en 2012 fue seleccionado por la publicación “Dance Europe” como uno de los mejores 100 bailarines del continente de la temporada 2011-12. Enormes logros para un bailarín que dio sus primeros pasos no especialmente motivado por su interés, sino gracias a su hermana: “Empecé como muchos chicos. Tengo una hermana mayor y ella bailaba mucho. Fuimos de pequeños a la misma escuela y ella estudiaba baile. Pasaba mucho tiempo con mi madre esperando que saliera de sus clases. Al final los profesores le insistían que por qué no me probaba a mí. Yo siempre estaba haciendo tonterías. Y así comencé a bailar. Luego fue una sorpresa, porque los profesores le dijeron a mi madre que tenía talento y que debiera tomarlo más en serio”.

Aaron Robison, un bailarín de alto nivel, junto a una agrupación mendocina. Foto: Gentileza Grupo ARS.

Aaron Robison, un bailarín de alto nivel, junto a una agrupación mendocina. Foto: Gentileza Grupo ARS.

Y no sólo ha estudiado en España, sino que luego tuvo una experiencia con el gran bailarín español Ángel Corella, uno de sus admirados: “Cuando decidí trabajar con Ángel, durante los últimos dos años en Birmingham estaba comenzando a repetir ballets que ya había bailado. Una parte de mi quería un cambio. A finales de una temporada decidí ir a tomar clase con Ángel, estando de visita en España. El y su ballet estaban de gira en Barcelona. Ya lo conocía yo de pequeño. Fue así que me ofreció un contrato como Bailarín Principal y acepté porque tenía un muy buen sentimiento dentro de lo que sería esta experiencia. Él era uno de mis bailarines preferidos y tenía más que nada ganas de trabajar con él”.

Sigfrido

En esta oportunidad, Argentina lo recibe en el sufrido rol de Sigfrido, el enamorado de Odette/Odile, interpretada en esta ocasión por la bailarina mendocina Inés Riveros, y junto a un cuerpo de 30 bailarines locales: “Es la primera vez que vengo y que bailo aquí. Estoy con muchas ganas, porque es un país al que siempre he querido venir, y especialmente a bailar ‘El Lago de los Cisnes’, uno de los mejores ballets que se pueden bailar. Para mí, tiene la mejor música en el ballet clásico. Es justamente la música lo que me inspira tanto a bailar este ballet. Tiene momentos de todo tipo, desde alegría hasta tristeza: Sigfrido encuentra su amor, y el final es muy dramático. Requiere de muchas habilidades. No sólo hace falta muy buena técnica para bailarlo, sino que también tienes que tener una sensibilidad particular para crear el rol y que el público entienda qué está contando esta historia. Para un bailarín es un desafío hacerlo y por eso es muy gratificante siempre”, explica el bailarín.

¿Qué le gusta de los bailarines argentinos? “Es muy parecido a España, que tienen mucho fuego en la barriga (risas). Bailan con muchas ganas, son técnicamente muy fuertes y están físicamente muy conectados, también. O sea, lo dan todo. Hay mucha pasión y eso es muy valioso. Yo creo que cuando vas a ver un ballet, querés ver a alguien que más que nada tiene pasión cuando baila”.

Aaron Robison es hoy solista en Houston. Bailó junto a Angel Corella y el Birmingham Royal Ballet. Foto: Gentileza Grupo ARS.

Aaron Robison es hoy solista en Houston. Bailó junto a Angel Corella y el Birmingham Royal Ballet. Foto: Gentileza Grupo ARS.

Luego de esta presentación, Aaron volverá a su puesto en el Houston Ballet, donde también alega estar muy feliz desde su incorporación en 2012, a pesar de haber tenido que atravesar una seria lesión a su ingreso: “Cuando llegué al Houston Ballet, me tuve que operar del hombro, porque me disloqué bailando un Pas de Deux. Estuve nueve meses sin bailar, que fue un tiempo difícil. Pero esas cosas pasan con el ballet. Esta temporada fue muy bien para mí. He bailado mucho y muchos ballets diferentes. Tienen muy buen repertorio en Houston. Esta que inicia va a ser técnicamente mi segunda temporada y vamos a ver cómo va”, concluye el artista, con gran simpatía.

Un clásico

La reposición de “El Lago de los Cisnes” gozará de los cuatro actos que lo componen. La escenografía es de Rodolfo Carmona; vestuario de Liliana Rosales, Yanina Di Munno y Marisa Bacchini; tocados de Humberto Riveros y la  iluminación queda a cargo de Daniel Cortez.

Cristina Hidalgo y Shirley Jorquera han trabajado para este montaje junto al productor Martín Boschet, con quien también montaron “El Cascanueces” en diciembre de 2013, cuando tuvieron la presencia estelar del bailarín brasileño Denis Vieira, hoy miembro del Ballet Zürich.

Cuándo y Dónde

Las funciones están previstas para el sábado 28 y domingo 29 de junio, a las 21.30. Las entradas se encuentran a la venta en boletería del Teatro Independencia: $200 (platea vip), $150 (platea y palcos bajos), $100 (platea y palcos altos), $80 (Tertulia) y $50 (Paraíso).

Foto en Tapa: Jaime Lagdameo

Comentarios

  1. jorgelina

    Hola!!!

*

Notas relacionadas