Mónica Fracchia y Castadiva: 15 años de arte y lucha

Por María José Rubín Casta Diva, che inargenti… Este año, la compañía Castadiva cumple 15 años: las funciones para celebrar este bello número comenzaron en marzo, en el Centro Cultural Cooperativo; en octubre, presentaron Sudakas en el Centro Cultural Borges, y Caetano + Mozartiana en el Rojas. Actualmente Castadiva se prepara para continuar con los […]

Domingo, 27 de Octubre de 2013 |

Por María José Rubín

Casta Diva, che inargenti…

Este año, la compañía Castadiva cumple 15 años: las funciones para celebrar este bello número comenzaron en marzo, en el Centro Cultural Cooperativo; en octubre, presentaron Sudakas en el Centro Cultural Borges, y Caetano + Mozartiana en el Rojas. Actualmente Castadiva se prepara para continuar con los festejos en el Espacio Cultural Pata de Ganso, donde nos ofrecerá sus Ramos generales durante el mes de noviembre.

Mónica Fracchia, creadora, coreógrafa y directora de la compañía, charló con REVOL acerca de su trayectoria y sobre la historia y el presente de Castadiva. Egresada de la Escuela Nacional de Danzas, fue bailarina de la Compañía del Teatro General San Martín desde sus inicios, en 1977, hasta 1988, compartiendo el escenario con destacadas figuras, entre ellos Mauricio Wainrot, Alejandro Cervera, Margarita Bali y Liliana Tocacelli.

En Castadiva, despliega su experiencia y creatividad, componiendo obras de una fuerza arrasadora, llevadas a escena por bailarines de un talento y una entrega conmovedoras. La compañía ha tenido una función destacada como espacio de crecimiento y profesionalización para artistas que hoy son maestros o tienen sus propias compañías. Asimismo, Castadiva acerca su trabajo a públicos diversos, haciendo giras por el interior, presentándose en teatros de los barrios, actuando a la gorra: todo por la auténtica vocación de llevar su arte más allá.

"Mozartiana". 2007. Foto: Gentileza Mónica Fracchia.

“Mozartiana”. 2007. Foto: Gentileza Mónica Fracchia / Victoria Joaquín.

Y todo esto se realiza de forma independiente, a veces ad honorem: tanto Mónica como los artistas de Castadiva subsisten con otros trabajos, porque el panorama actual de la danza independiente no logra sustentar siquiera a bailarines tan eximios y profesionales en su hacer como son los Divos y Divas de Castadiva que, pese a todo, siguen brillando.

R: ¿Cómo llegaste a la danza?

M: Es gracioso. Era muy chica y tenía problemas físicos. Mi mamá me llevó al médico y él le dijo que tenía que hacer natación o danza para corregir. Como el club quedaba lejos y la maestra de danza del barrio quedaba en frente de mi casa, ahí empecé. Cuando crecí, mi mamá dijo “Yo la voy a mandar a la Escuela de Danza, quiero que sea profesora”. Y así empecé, pero yo fui bailarina, tal vez por rebeldía.

R: Y te fuiste para el lado del contemporáneo, también.

M: Siempre me sentí más contenida: me encantan las clases de ballet, tomé toda mi vida, pero a la hora de expresarme me sentía muy limitada. Cuando tuve que decidir, el contemporáneo me dio mucha más proyección, es más abierto, tiene menos límites. La danza contemporánea tiene millones de vertientes: la nueva danza, la danza moderna… es la libertad, como si tuvieras más lenguaje para expresarte, o un idioma más rico.

"Caetano x Divas y Divos". Foto: Gentileza Mónica Fracchia.

“Caetano x Divas y Divos”. Foto: Gentileza Mónica Fracchia.

R: ¿Por qué tu compañía se llama Castadiva?

M: Fue una de las primeras obras que yo monté, el aria “Casta diva” por María Callas. Justo tenía que presentarme en una bienal, en un concurso, y había que ponerle nombre al grupo, que éramos tres mujeres. Te estoy hablando del ’93, antes de la fundación real de Castadiva, que fue en el ’98.

R: ¿Cómo siguió el proyecto?

M: Después seguí haciendo cositas pequeñas, a pedido, para bailarinas que querían presentarse a concursos. Y los bailarines que quieren bailar se juntan, si uno quiere coreografiar se crea la corriente necesaria. En el ’98 yo quería montar el Bolero de Ravel, tenía dos o tres bailarinas –Soledad Buss, Laura Torrecillas…–, y empecé con ellas. Pero yo quería un proyecto importante, de muchos bailarines, entonces hicimos una audición. El Bolero era femenino, y ahí ya pasamos a veinte bailarinas mujeres. La fundación para mí, el nacimiento de la compañía, es en el ’98, aunque hice algunas cosas antes y ya tenía el nombre. Pero ahí empezó, porque ellas se quedaron, más adelante se integraron algunos varones… y desde ese día venimos nadando fuerte.

"Afortunada Alegría". Foto: Gentileza Mónica Fracchia.

“Afortunada Alegría”. Foto: Gentileza Mónica Fracchia.

R: ¿Planeabas ser directora y coreógrafa, o se fue dando?

M: Desde chica necesitaba coreografiar; bailar también, yo soy una bailarina, pero no me alcanzaba. Y supe que algún día iba a ser coreógrafa, y que iba a tener una compañía independiente, porque yo vengo de una compañía independiente: Stekelman me llamó para componer ese primer ballet [del Teatro San Martín].

Cuando me voy  de ahí hago una obra sola, de 60 minutos. Después de 12 años de bailar juntos, era una cuenta pendiente. Al irme del ballet también comienzo a dar clases: me gusta la idea de trabajar con más gente, de no quedarme sola. Porque además, cuando estás sola, es complicada la dirección: para esa obra sola yo le había pedido a Ana [Stekelman] que me dirigiera. Y fue un desafío.

Tener una compañía independiente ahora es volver a mis fuentes, a lo que yo fui. Me hubiera gustado que ahora no fuera tan difícil, aun cuando ahora tenemos Prodanza, pero es complicado: tener que luchar con los seguros de los teatros, porque a veces no sacás para los seguros. Yo para este proyecto, “Castadiva 15 años”, tengo un subsidio de Prodanza. Y a mí me gusta priorizar a los bailarines, que laburan todo el año, que cobren. Igual la recompensa es enorme después.

"Desolación". Foto: Gentileza Mónica Fracchia.

“Desolación”. Foto: Gentileza Mónica Fracchia / Victoria Joaquín.

R: Con los festejos por los 15 años arrancaron en marzo, con funciones en el CCC (Centro Cultural Cooperativo). Y ahora tienen “doblete” en el Rojas y en el Borges.

M: Sí, es muy lindo para una compañía independiente estar en dos teatros con dos programas; y en noviembre reestrenamos en Pata de Ganso “Ramos generales”.

"Sudakas". Foto: Gentileza Mónica Fracchia.

“Sudakas”. Foto: Gentileza Mónica Fracchia.

R: ¿Qué desafíos afrontan como compañía independiente?

M: La danza en la Argentina es compleja, por eso también necesitamos la Ley [Nacional de Danza], porque siempre estamos jugando en desigualdad de condiciones. Hay como una desvalorización… pero bueno, la ley va a ir para ahí, y mientras hay que lucharla palmo a palmo.

R: ¿Qué proyectos tienen a futuro?

M: Yo quiero montar el año que viene una obra y quiero abrir la compañía a los coreógrafos que Castadiva tiene adentro, que son también los que me han puesto el cuerpo a mí. Quiero ponerles a ellos el cuerpo de Castadiva, es una manera de devolver. Yo tengo experiencias divinas con mis bailarines, son muy linda gente, muy artistas, muy generosos, y quiero que ellos también hagan.

"Ramos generales". Foto: Clara Muschietti.

“Ramos generales”. Foto: Clara Muschietti.

CUÁNDO Y DÓNDE

Castadiva: “Ramos Generales” – Viernes  1, 8, 15, 22  y 29 de noviembre y los viernes 6 y 13 de diciembre, 21 -> En el Espacio Cultural Pato de Ganso,  Zelaya 3122 (CABA).

“Castadiva: Ramos Generales” se repone en el marco de los festejos por los 15 de la comapañía.

Se trata de una obra que dice algo sin contar nada. Es una suerte de manifiesto ecologista donde la basura tecnológica es reciclada para su “utilización” artística. Todo el material empleado en la puesta escénica (vestuario, escenografía, utilería, es material que ha sido “dado de baja” para su función específica). De esta manera reinventamos la funcionalidad del desperdicio electrónico, domésticas sobras del desarrollo de la civilización.

FICHA TÉCNICA

Coreografía y dirección: Mónica Fracchia

El elenco está integrado por los siguientes intérpretes- bailarines:  Glenda Casaretto, Ilana Schvetz, Maria Celeste Martin, Jimena Visetti, Micaela Quesada, Florencia Olivera, Aldana Moreno, Eugenia Cassabella, Mijal Cugat, Sergio Villalba, Hernán Nocioni, Alexis Ledesma, Lucas Flores, Eduardo Virasoro, Mauro Ibarra, Liber Franco y Gastón Rivero.

La banda sonora reúne música de Verdi, Gounod, Schubert, Radiohead, Gluck, y Donizzetti.

El diseño de iluminación pertenece a Fernando Muñoz, la asesora de vestuario y escenografía es Nené Murúa, los dibujos y diseños gráficos fueron realizados por Lucila Dominguez.

ESPACIO CULTURAL PATA DE GANSO -En  ZELAYA 3122 TEL 4862 0209 / e-mail info@patadeganso.com.ar

"Ramos generales". Foto: Clara Muschietti.

“Ramos generales”. Foto: Clara Muschietti.

 

Comentarios

*

Notas relacionadas