Pilates: Beneficios de un método ineludible en el entrenamiento corporal

El método Pilates trabaja sobre la integridad corporal, pero respetando su estructura natural y orgánica. Así se mejora la postura, la alineación corporal, el tono muscular y hasta la concentración.

Miércoles, 30 de julio de 2014 |

Por Elena Tato y Lila Acuña (*)

El Pilates es una técnica de trabajo corporal holístico. Esto significa, que aunque trabaje músculos específicos o grupos musculares específicos, siempre va a ser un trabajo de la integridad corporal, y no sólo corporal sino también mental.

El creador de la técnica, Joseph Pilates, denominó a su propio método “contrología”, justamente por sumar a la ejercitación sistematizada en occidente, un factor “oriental”, el de la presencia de la conciencia, a la hora de la ejecución. Según esta técnica, los resultados son más identificables y duraderos, cuanto más atención se pone en el momento de la práctica.

Muchas teorías, como la de la “memoria corporal o muscular” apoyan y fundamentan esta afirmación. El cuerpo tiene memoria, pero el sello que imprime la información es la atención sobre la acción. Entonces bien, el cuerpo como unidad es el principal fundamento de la técnica. Hay un factor o “dispositivo” principal que lo posibilita y este es el famoso centro, el uso del centro. Pilates no está justificado por “hacer abdominales” como muchos dicen o creen, sino por la funcionalidad del centro: el centro como motor, como generador, como lugar desde dónde partir y hacia el cual llegar, como punto de intersección e integración de las cadenas musculares, como punto de fusión de los canales energéticos. Acostarse en la camilla, o en el mat, o en el cadillac no significa que estemos haciendo Pilates, lo que hace al Pilates es el uso del centro, y para poder aprender a hacer un buen uso de dicho centro, debemos servirnos de los cinco principios restantes que hacen al método: concentración, respiración, control, precisión, fluidez.

Sobre todo en su evolución, el método trabaja sobre la integridad corporal, pero respetando su estructura natural y orgánica. Esto quiere decir que la columna se trabaja en su posición neutral, respetando sus curvaturas naturales. Partimos de la base de utilizar un centro, o “power house” (mansión del poder) como lo denominó el propio Joseph Pilates, sobre un eje corporal vital respetado en su fisiología  natural.

El Pilates trabaja desde el centro del cuerpo, pensándolo como una totalidad. Foto: Gentileza Cuerpo Espiral.

El Pilates trabaja desde el centro del cuerpo, pensándolo como una totalidad. Foto: Gentileza Cuerpo Espiral.

Los beneficios del Pilates

El Método Pilates aporta múltiples beneficios corporales y para la salud. Entre sus mejores beneficios, utilizando esta técnica de entrenamiento conseguiremos:

1)      Un tono muscular eutónico, es decir, equilibrado, ya que fortalecemos nuestro cuerpo evitando que aumente el volumen de la masa muscular y, en su lugar, los músculos se estilizan. Esto se logra gracias a que el método le confiere la misma importancia a las contracciones musculares concéntricas como a las excéntricas e isométricas. Aumentará la flexibilidad tanto de la columna como de las articulaciones, y  la elongación muscular.

2)      Podremos mejorar la alineación en general e ir corrigiendo paulatinamente la postura, lo que conlleva una mejoría en el sentido del equilibrio y la coordinación, además de prevenir o rehabilitar lesiones musculares y/o articulares.

3)      Se diferencia especialmente de otro tipo de entrenamientos, porque nos brinda la posibilidad de realinearnos y fortalecernos simétricamente, logrando una conciencia integrada del cuerpo, al permitirnos registrar nuestro centro como principal sostén de la columna y economizador de la fuerza y los movimientos. De esta forma se fortalecerá la musculatura de la faja lumbo-abdominal y lograremos eliminar progresivamente tensiones de la periferia, léase cervicales, trapecios, hombros, dorsales, cintura, rodillas, entre otros.

4)      Dado que en el Método Pilates la respiración es uno de los seis principios fundamentales, la práctica nos ayuda a oxigenar la musculatura, las articulaciones y los órganos, y permite la liberación de toxinas a través del intercambio gaseoso.

5)      Es un vehículo para “estacionar la mente en el cuerpo” liberándola de las preocupaciones cotidianas, y permitiéndonos crear un espacio propio y único en el aquí y ahora.  Facilita tanto la relajación como la concentración, y se trabaja de manera coordinada en cada ejercicio, lo que aporta energía a la zona trabajada. De esta y otras maneras vamos integrando el cuerpo y la conciencia, y adquirimos un mayor conocimiento de nosotros mismos, lo que genera un bienestar físico y anímico en general, cambia la relación con nuestro cuerpo y aumenta la autoestima.

¿Cuándo se empiezan a sentir los cambios físicos?

Realizando una práctica de dos a tres veces por semana, al cabo de unas veinte sesiones, podremos sentir cambios notorios en nuestro cuerpo, tanto a nivel estético como en cuanto a las sensaciones y percepciones. Concretamente nos sentiremos más fuertes y flexibles y con mayor caudal de energía, más percepción en general, comodidad y desenvoltura corporal.

Si somos metódicos y respetuosos a la hora de enfrentar la práctica del método, los cambios los sentiremos desde el comienzo. Todo depende de la verdadera intención de generar un cambio en la calidad de nuestras vidas en varios aspectos, y la voluntad que requiere el cumplimiento.

Es importante destacar que la práctica del método está íntegramente asociada al conocimiento, responsabilidad, cuidado, tacto, sentido común, sensibilidad y varias características más del monitor que lo transmite. De manera que así como Pilates puede ser de gran ayuda impartido de manera correcta, con la información y experiencia necesarias y bajo la tutela de los seis principios fundamentales, puede ser absolutamente contraproducente si la elección del lugar de práctica, no contempla estas características.

Se recomienda especialmente acudir a un lugar recomendado, especializado en la técnica y personalizado.

 

(*) Bailarinas y expertas en Técnica de Pilates, en “Cuerpo Espiral – Pilates personalizado” (Camargo 481, a mts. de Scalabrini Ortiz y Corrientes, Línea B, estación Malabia.)

Para tomar tu clase de Pilates, podés contactarte con ellas a:

Lila: lilamorena@hotmail.com (15.6741.9477)
Leny:
lenydanza@gmail.com (15.5809.5798)

Comentarios

*

Notas relacionadas