Una gira plena de emociones tuvo el BMBA por sus 10 años

El pasado 19 de septiembre finalizaron los festejos por los 10 años del Ballet Metropolitano de Buenos Aires con una gira por diversas ciudades argentinas. Llega hacia octubre, de la mano de su director, Leonardo Reale, una iniciativa en que el arte se suma a los ideales por la paz.

Martes, 30 de Septiembre de 2014 | Por Maria José Lavandera

El pasado 19 de septiembre de 2014 finalizó la gira por el interior del país del Ballet Metropolitano de Buenos Aires, que recorrió Santa Fe, Jujuy, Tucumán, Santiago del Estero y Córdoba, en nombre de los 10 años que este año cumple la compañía, que siguió a la gala de ballet realizada en el Teatro Cervantes el 13 de agosto de 2014. Estuvo acompañada por la muestra de fotografías consagrada por los 20 años de la Revista Balletin Dance, que contó con material de los fotógrafos Alicia Sanguinetti, Antonio Fresco, Máximo Parpagnoli, Guillermo Genitti y Carlos Villamayor, quien estuvo presente a lo largo de la gira.

En este recorrido participaron los Primeros Bailarines invitados Natalia Pelayo y Edgardo Trabalón, del Teatro Colón, Mariana Antenucci – por gentileza del Maestro Mario Silva, Director del Ballet del Teatro Argentino de La Plata- y el Primer Bailarín del Ballet Oficial de Córdoba, Martín Parrinello. Ellos festejaron junto a los integrantes actuales de la compañía: Rodrigo Villaverde, Yanina Toneatto, Dominique Crespo Lopes, Milagro Sonsogni, Victoria Mazari, Víctor Robledo y Matías González.

"Tangos del Plata", en la gira por los 10 años del BMBA. Foto: Carlos Villamayor.

“Tangos del Plata”, en la gira por los 10 años del BMBA. Foto: Carlos Villamayor.

Fue una experiencia particularmente emotiva. Así lo cuenta su director, Leonardo Reale, quien cumplió una década también al frente de esta agrupación, que ya lleva su sello tanto en formas de trabajo como en su desarrollo coreográfico: “Esta gira tuvo un significado muy importante para mi carrera, porque se festejaron los diez años del Ballet Metropolitano de Buenos Aires y coincidió que en esos diez años estuve al frente de esta compañía, desafío que me ofreció Juan Lavanga en el punto más alto de mi carrera como bailarín y que no dudé en llevarlo a cabo. Tomo como puntapié inicial de esta gira el festejo realizado en agosto en el Teatro Nacional Cervantes, en el que participaron artistas argentinos que triunfan tanto en el exterior,  como en nuestro país: Marianela Nuñez, Luis Ortigoza, Natalia Berrios, Alejandro Parente, Sergio Neglia, Agustina Galizzi, Karina Olmedo, Roberto Rodriguez, Julieta Paul, Edgardo Trabalón, Silvina Vaccarelli y Nahuel Prozzi. Todos se unieron al festejo en una noche inolvidable, en el que ellos y el público valoraron el trabajo hecho con el equipo de trabajo del Ballet Metropolitano en todo este tiempo, lo cual hubiera sido imposible de no tener un Productor Ejecutivo como Juan Lavanga y la Asociación Arte y Cultura”.

"Suite Clásica". Foto: Carlos Villamayor.

“Suite Clásica”. Foto: Carlos Villamayor.

Y luego de una larga trayectoria, el público se hizo eco y esperó con ansias a la compañía en sus presentaciones por el país: “Recibió a la compañía con gran entrega y entusiasmo. Es una compañía sólida que supo crecer año tras año y que hoy se consolidó como una de las mejores compañías privadas del país. Llevamos un programa con un amplio repertorio musical y que mostraba  trabajos míos como coreógrafo a lo largo de tantos años en el que incluimos mis primeras creaciones, como los “Valses de Viena”, sobre música de Strauss, “Pañuelos del Viento”, con música de Néstor Garnica, “Bastones Dorados”, que es el emblema del BMBA con música de Vivaldi, Ellington, Goodman y Handy, “Pampa Universal”, sobre partituras e interpretación de Walter Oliverio y mi reciente obra, “Tangos del Plata”, estrenada en la Gala Internacional de Ballet del Teatro del Lago, en Chile. Se sumó también el dúo “Un Instante, Dos Caminos” de la coreógrafa Margarita Fernández con música de Marcos Fernández, que creó especialmente para Nina Zaera y para mí, cuyo debut fue en la pasada Gira al Festival de Cali en Colombia”.

R: ¿Cuál fue la experiencia más intensa de esta gira?

LR: El recuerdo más maravilloso de esta gira fue el público de pie pidiendo que repitiéramos el final de “Bastones Dorados”. Otro recuerdo son las caritas de felicidad y la concentración de las alumnas de las escuelas de ballet que tomaron las clases magistrales que los miembros de la compañía brindaron en las ciudades que visitamos. Luego la Asociación Arte y Cultura, como parte de su iniciativa de generar puentes de unión de Buenos Aires con el interior, brindó becas de estudio para los workshops de verano que dictarán maestros nacionales e internacionales.

"Tangos del Plata", en la Gira por los 10 años. Foto: Carlos Villamayor.

“Tangos del Plata”, en la Gira por los 10 años. Foto: Carlos Villamayor.

R: ¿Cómo te motiva este equipo de trabajo para coreografiar?

LR: Para mi es esencial el equipo de trabajo. Y en esto hacemos hincapié con Juan Lavanga. Por eso tenemos a los maestros que entrenan en clase a la compañía, como Sara Rsztosztko y Luis Baldasarre. Algunas veces nos visita como invitado Mario Galizzi. Otra persona fundamental en el equipo es Yanina Toneatto, quien aparte de ser una de las Primeras Bailarinas de la compañía junto a Nina Zaera y Martín Parrinello, es mi asistente coreográfica. Son imprescindibles también las músicas que se componen especialmente para algunos de los trabajos como la de Walter Oliverio y de Marcos “Pochi” Fernández, con quien trabajé “Tiempo Opuesto”. También, la tarea que realiza para la puesta de iluminación Leandro Calonge. Y el verdadero secreto para crear es el ambiente de paz y respeto que me brinda hace tantos años el Estudio de Arte y Cultura, que junto a los bailarines que componen las filas de la compañía hacen un combo especial para un creador. Ellos se entregan a las propuestas de búsqueda y a las ideas de nuevos ballets que surgen de mí y también de Juan Lavanga, con quien creamos “El Cascanueces y las Princesas Encantadas” y “Pinocho y Coppelia en el Mundo Real”. Pude crecer como coreógrafo a lo largo de estos años, con la creación de catorce ballets.

10 años y más

Pero los diez años van por más. Diversos proyectos aguardan a esta compañía: continúan con una nueva temporada de funciones de “El Cascanueces y el Rey de los Ratones con las Princesas Encantadas” en el Centro Cultural Konex, durante octubre y noviembre, ciclo que ya cumple cuatro temporadas consecutivas en el Ciclo “Vamos a la Música”. Luego llevarán de gira este espectáculo a Santiago del Estero, donde se presentarán en el Teatro 25 de Mayo. Y en diciembre volverá al Teatro del Lago de Frutillar, en Chile, por tercer año consecutivo.

Danzar por la Paz

Y, de la mano de Leo Reale, nombrado Embajador de Paz de la ONU, se alistan para el evento “Encuentro Danzar por la Paz”, una iniciativa de su autoría que se llevará a cabo el 29 de octubre de 2014 en el que participarán algunos de los cuerpos más importantes del país: “Nos preparamos con mucha expectativa, con las compañías invitadas ensayando para el evento y el Ballet Metropolitano como anfitrión. Preparamos una nueva creación con música de Walter Oliverio, llamada ‘Vuelo de Paz’, que contará con la participación de Franco Cadelago”, explica el coreógrafo.

En Córdoba, el BMBA con la bandera de "Danzar por la Paz". Foto: Carlos Villamayor.

En Córdoba, el BMBA con la bandera de “Danzar por la Paz”. Foto: Carlos Villamayor.

R: ¿Cómo surgió esta iniciativa?

LR: Tiene como principal objetivo el encuentro. Podríamos señalar que es llevar un mensaje de paz y no violencia a través del arte, como manifestación sublime de los humanos. Pero no nos contentamos con eso, sino que nos gustaría que nos conduciera a un objetivo determinado y fundamental para lograr esa paz, esa no violencia. En este primer encuentro, ya es importante la comunión entre todos los artistas, que nos permite una manifestación de júbilo como es la danza, para el logro de un objetivo en el futuro; sería muy idealista detenernos sólo en la imagen de la paz o sólo promulgar su reconocimiento. Lo importante es contar con elementos que nos permitan llegar a la paz o manejarnos cotidianamente sin agresiones ni violencias y a la vez luchar por la concreción de las diversas campañas que se promulgan internacionalmente.

En el año 2008 recibí la designación de Embajador de Paz por parte de Mil Milenios de Paz y Paz Ecología y Arte y me comprometí a llevar la Bandera de la Paz a cada una de las presentaciones del Ballet Metropolitano de Buenos Aires, que también se designó como Embajada de la Paz. Esta bandera fue diseñada por Nikolai Roerich. Transportar esta bandera con la compañía conforma un ideal, una entelequia que debe tornarse una realidad. El primer paso es materializar el encuentro. Luego se verán los siguientes. No se limita sólo a la función de ballet, sino a prolongar los ideales detrás de programas o de campañas que apoyemos con esto y que nos permitan trascender en el tiempo y en el espacio.

R: La danza tiene una fuerte potencia transformadora, ¿cómo sentís que puede contribuir a la construcción de un mundo más pacífico?

LR: El arte de la danza nos ayuda a percibir nuevas visiones del mundo, y trascender fronteras étnicas, religiosas y sociales, para una mayor integración de los pueblos. La alegría se manifiesta desde la antigüedad en forma de baile: el hombre bailó para expresar cada una de sus emociones. La falta de palabra en la danza va más allá de las fronteras idiomáticas que impiden muchas veces la fluida comunicación entre los seres humanos. La finalidad es que se convoque a la comunidad toda para que a través del arte de la danza se manifieste su solidaridad con la causa de la paz y la no violencia.

Encuentro “Danzar por la Paz”

En este primer Encuentro, el 29 de octubre en el Teatro Nacional Cervantes, contarán con la participación del Ballet Estable del Teatro Colón (Dirección: Lidia Segni), Ballet Estable del Teatro Argentino de La Plata (Dirección: Mario Silva), Compañía Nacional de Danza Contemporánea (Dirección: Cristina Gómez Comini), Ballet Folklórico Nacional (Dirección: Omar Fiordelmondo), Iñaki Urlezaga y Eliana Figueroa del Ballet Danza por la Inclusión (Dirección: Iñaki Urlezaga), Franco CadelagoCompañía de Danza Pies Desnudos (Dirección: Laura Roatta) y el Ballet Metropolitano de Buenos Aires.

El equipo de trabajo está compuesto por Juan Lavanga en la Coordinación Artística Internacional , Walter Oliverio en la Dirección Musical, Gustavo Castro en la Producción General, Leandro Calonge en la Dirección Técnica, Analía Domizzi como Asistente de Dirección, Pablo Minici como Operador de Sonido, Emiliano Caffarelli como Stage Maneger, Fernando Metitiere como Realización del Logo Oficial y Rubén Calonge como Web Master.

Comentarios

*

Notas relacionadas