Wainrot por tres en Río de Janeiro

Por María José Lavandera El gran coreógrafo argentino Mauricio Wainrot se ha mudado por unos días al vecino país Brasil para deleitar al público local con el montaje de sus obras “Carmina Burana”, de Carl Orff, y dos dúos, “Ecos” –con el Adagio para cuerdas de Barber-  y “Chopin No. 1”, con el 3° movimiento […]

Jueves, 22 de agosto de 2013 |

Por María José Lavandera

El gran coreógrafo argentino Mauricio Wainrot se ha mudado por unos días al vecino país Brasil para deleitar al público local con el montaje de sus obras “Carmina Burana”, de Carl Orff, y dos dúos, “Ecos” –con el Adagio para cuerdas de Barber-  y “Chopin No. 1”, con el 3° movimiento del concierto para Piano N° 1 de este compositor romántico, a cargo del Ballet del Teatro Municipal de Rio de Janeiro. El estreno es nada menos que hoy, jueves 22, y se continuará los días 23, 27 y 28 de agosto a las 20, y los días 24 y 25, a las 21.

El espectáculo se completará con la participación del Coro y la Orquesta de la Sinfónica del Teatro Municipal.

El Maestro está feliz con esta puesta, que puede realizar junto a los cuerpos estables de una institución con la que tiene historia personal: “He sido primer bailarín invitado de esta compañía, y volver después de tantos años, ahora como coreógrafo y montando mis obras me produce un gran placer. La compañía está en un muy buen momento artístico, y los bailarines se han adaptado de manera excelente a mi vocabulario de movimientos y coreografías. Siete son las funciones programadas, y se harán con cantantes solistas, coro y orquesta en el magnífico Teatro Municipal de Rio, que ha sido restaurado recientemente y es de una gran belleza”.

Bailarán los Primeros Bailarines Cecília Kerche –muy famosa por estos lares-, Claudia Mota, Márcia Jaqueline y Francisco Timbó. Los cantantes solistas son Lina Mendes, Sebastião Câmara y Homero Velho. La pianista solista es Priscila Bomfim. El diseño de iluminación corre por Eli Sirlin y la escenografía es de Carlos Gallardo.

Para aquellos lectores que tengan la suerte de estar en Río, ver un Wainrot original –o varios, en este caso- siempre es un excelente plan.

Comentarios

*

Notas relacionadas