¡Al Colón! con El Corsario

Más de cincuenta alumnas disfrutaron, en forma gratuita, de la función estreno de El Corsario, gracias al programa que abre las puertas del primer Coliseo nacional.

Viernes, 23 de mayo de 2014 | Por Melina Sólimo

El estreno de “El Corsario” fue la excusa. Las primeras filas de la platea del Teatro Colón estaban repletas de bailarinas en potencia que se deslumbraban frente a los saltos y giros de los artistas. Resulta que, gracias al programa ¡Al Colón!, más de cincuenta alumnos de diferentes escuelas de danzas de la Ciudad de Buenos Aires pudieron acceder de forma gratuita a una función en el primer coliseo porteño.

Lanzado en la temporada 2014, que abrió en marzo con “El lago de los cisnes”, el programa apunta a la divulgación de las actividades artísticas del teatro, orientándose a niños y jóvenes. Su directora es Eugenia Schvartzman, coreógrafa, docente y bailarina, y una de las principales promotoras de la Ley Nacional de Danza, miembro del partido político Proyecto Sur y, desde mayo de 2013, miembro vocal del Directorio del Ente Autárquico Teatro Colón. En una nota pasada junto a ella, indicaba que esta iniciativa nace de un objetivo pedagógico que ya existió en otras oportunidades en el marco del teatro: “Es algo que se lleva a cabo en los grandes teatros líricos del mundo, con una importante diversidad en cuanto a la implementación. En el pasado, nuestro Teatro Colón ha tenido programas deacercamiento e incentivo para los más jóvenes, y se trata, en cierta medida, de volver a encontrarnos con esas experiencias. Muchas veces no se puede hacer todo al mismo tiempo. Recordemos que el Colón fue reabierto en 2010 luego de la remodelación; ahora, es esencial que fomentemos la incorporación de nuevos públicos, incentivando la aproximación a las expresiones artísticas, y qué mejor que el mayor coliseo de la Argentina para hacerlo. No sólo me refiero a la experiencia estética de asistir a un espectáculo de envergadura, sino a la experiencia vivencial de visitar el teatro. Todo aquel que haya estado allí, sabe la sensación que causa… Por eso queremos que todos puedan sentir que el teatro es un lugar familiar, donde concurrir con regularidad y disfrutar de su programación”.

Los chicos, viviendo su experiencia. Foto: Laura Chertkoff.

Los chicos, viviendo su experiencia. Foto: Laura Chertkoff.

En declaraciones a REVOL, Ale Cosin, coordinadora operativa del emprendimiento, destacó que el proyecto ¡Al Colón! “pretende formar nuevos públicos, en función de sus futuras profesiones, como un inspirador”. “En esta primera etapa, queremos que el alumno de arte pueda experimentar sobre su profesión, aunque sea como espectador, quizás como una proyección de lo que están estudiando, para que puedan evaluar cosas que tendrían vedadas si tuvieran que comprar la entrada. Queremos darle accesibilidad a las personas que realmente lo necesitan, como parte de su formación profesional, y valorar el rol del espectador de arte, como un rol activo, reflexivo y crítico”, remarcó.

Organizando la entrada: mucha juventud entre las plateas. Foto: Laura Chertkoff.

Organizando la entrada: mucha juventud entre las plateas. Foto: Laura Chertkoff.

Con un barco pirata como emblema, “El Corsario” brilló y el Ballet Estable deslumbró a las alumnas que, desde la platea, quedaron hipnotizadas frente a tanto virtuosismo. La reposición presentada fue aquella de la Maestra canadiense Anne-Marie Holmes, quien por esta puesta para el American Ballet Theatre recibió el Dance Magazine Award y un Emmy. En esta presentación en el Teatro Colón, Federico Fernández se destacó en el rol de Conrad, enamorado de la esclava Medora, interpretada maravillosamente por Karina Olmedo, quien alternó su papel en las siguientes fechas con Nadia Muzyca y Carla Vincelli.

Federico Fernández y Karina Olmedo, en "El Corsario", esta temporada. Foto: Máximo Parpagnoli | Prensa Teatro Colón.

Federico Fernández y Karina Olmedo, en “El Corsario”, esta temporada. Foto: Máximo Parpagnoli | Prensa Teatro Colón.

Luego de una función muy ovacionada, los invitados por el programa ¡Al Colón! expresaron su alegría. Candela, una joven alumna de la Escuela Nacional de Danzas Jorge Donn, reconoció “es la primera vez que venimos todas juntas y fue hermoso ver a los bailarines moverse con tanta perfección, porque nos dan ganas de bailar como ellos”. Tímidas, pero con ganas de relatar lo vivido, sus compañeras agregaron: “Fue como ver nuestro objetivo a seguir, ojalá se vuelva a hacer porque nos encantó, si nos invitan, ¡volvemos seguro! Es una oportunidad para aprovechar”. Más relajadas y cómplices conmigo, las alumnas, futuras bailarinas, reconocieron: “Al verlos bailar queremos abrazarlos, besarlos… ¡Colgarte del empeine, todo!” (risas).

Por mucho más ¡Al Colón!

Mucha felicidad en esta salida conjunta para los chicos. Foto: Laura Chertkoff.

Mucha felicidad en esta salida conjunta para los chicos. Foto: Laura Chertkoff.

Fotografías

Queremos agradecer especialmente la colaboración de la periodista, colega y amiga Laura Chertkoff en la cesión del material fotográfico expuesto, quien también estuvo presente ese día y realizó una linda crónica audiovisual en su blog “Sobre saltos y pasos“.

Comentarios

  1. Ale Cosin

    Hermosa nota, acompaña la enorme responsabilidad y nos da la alegría necesaria! Gracias!!!!

    • Melina

      Gracias a vos Ale!!!!!

  2. tati

    La propuesta es genial! Pero estaría bueno que lo abrieran a otras escuelas de danzas que no sean de CABA, como la Escuela Municipal de Danzas Jose Neglia de Morón. Quizás aunque no puedan entrar gratis, ofrecer descuentos o 2×1 :)

*

Notas relacionadas