Franco De Vita, director del JKO School del ABT: “Creo que los latinos somos especiales”

Convencido del talento que puede encontrar en el YAGP, este gran maestro aconseja, ante todo, trabajo y foco para lograr hacer una buena carrera en la danza.

martes, 08 de abril de 2014 | Por Maria José Lavandera

Franco De Vita, de origen italiano, es el director artístico Jacqueline Kennedy Onassis School del American Ballet Theatre (ABT) desde 2005. Desde hace años ya participa como jurado y maestro en el contexto del YAGP. Repasando un poco su trayectoria, De Vita estudió en el Conservatoire Royal de Musique de Charleroi, en Bélgica, y comenzó su carrera profesional a los 15 años, bailando para diversas compañías europeas.  En 1983, junto a Raymond Lukens, dirigió la Scuola di danza classica Hamlyn en Florencia (Italia), con quien, a su vez, realizó el National Training Curriculum del ABT. Bajo su dirección, la JKO School ha sido galardonada en 2012 con el Jia Ruskaja Prize como la mejor escuela de danza del año.

De Vita, una eminencia de la enseñanza en danza, está convencido del talento que puede encontrar en el YAGP: “Creo que es fantástico ser jurado de esta competencia. A mí me encanta. Cuando ves un montón de talento, un montón de gente viniendo de tantos lados, es un placer. Es muy estimulante.  Yo siempre espero encontrar alguien. Nunca vengo con una idea particular, sino que me entrego a lo que suceda. Creo que cada año es diferente. Algunos años son fantásticos, algunos otros no tan buenos. Pero en general es una muy buena competencia, a la que vienen muy buenos chicos”.

R: ¿Cuál es su criterio preeminente como jurado?

FDV: Miro más no lo que sucede ahora mismo en el escenario, sino lo que pueda suceder con esa persona en un par de años. Es tratar de descubrir el potencial de ese chico. El potencial encierra varios elementos, como ver sus buenas proporciones físicas, la musicalidad, la personalidad –me encanta cuando muestran su personalidad- y coordinación.

R: Desde una perspectiva pedagógica, ¿cómo concibe el gran foco puesto en la fisicalidad en la danza en el último tiempo?

FDV: Es un desafío desde un punto de vista pedagógico. Creo que la evolución de la fisicalidad es buena en cierto sentido, siempre que no se olvide que también hay que bailar. Hay veces en que ya estamos demasiado cerca de la gimnasia. Es una lástima perder la belleza del ballet. E incluso, a veces cuando se trabaja la fisicalidad demasiado intensamente desde muy chiquitos, es posible que se alcance el pico de performance muy tempranamente, lo cual puede generar fatigas y complicar la continuidad hacia adelante.

R: ¿Cómo es la evolución de los chicos que entraron vía YAGP a la escuela que dirige?

FDV: Todos los años tengo muchos chicos que entran a través de la competencia. Algunos se desarrollan muy bien, y otros no. Cuando elegís un estudiante, influye también algo de suerte. Nunca sabés exactamente cómo va a resultar. Y esto sucede porque cuando se mudan lejos de la casa, a una ciudad tan grande como Nueva York, pueden distraerse mucho. Algunos pierden el foco. Para nosotros como maestros y jurados es una aventura cada año. Nunca sabés. Pero la mayoría de las veces creo que tuve también suficiente fortuna con la gente que elegí.

R: ¿Cómo vio a los chicos latinoamericanos este año?

FDV: Hay mucho talento en Latinoamérica. Y los latinos –bueno, yo soy italiano- creo que somos especiales (risas). Tienen una personalidad muy especial, salida también de una cultura diferente. Los japoneses son más tranquilos, nosotros somos más alocados (risas). Está bien, igual, nos encanta eso.

R: ¿Qué puede contarme del nivel apreciado este año?

FDV: Hasta ahora fue un buen nivel. Siempre esperamos a las variaciones clásicas, porque allí es donde se puede ver más claramente la línea, piernas, pies. En mi caso es muy importante porque dirijo una escuela asociada a una compañía de ballet y esto es crucial. Por supuesto que tienen que tener versatilidad, pero el trabajo en clásico tiene que estar y muy bien. Es la base.

R: ¿Algún consejo para los estudiantes?

FDV: Focalizar y trabajar son mis consejos. Bailar es bastante difícil, pero cuando te gusta, es un placer. Hacer algo que te gusta, es tan importante eso en la vida.

Franco de Vita: director de la Escuela JKO del American Ballet Theater. Foto: REVOL.

Franco de Vita: director de la Escuela JKO del American Ballet Theater. Foto: REVOL.

Comentarios

*

Notas relacionadas