¿AUDICIONES? ¿PRUEBAS? ¡A NO ASUSTARSE!

Investigación, personalidad y pasión: tres aspectos imprescindibles a tener en cuenta para sortear bien una instancia de evaluación o una audición. Estas conclusiones sacamos de los interesantes consejos que ofrece la bailarina Kathryn Morgan – solista del New York City Ballet– en su blog, consejos que, si uno los abstrae apenas un poco, son aplicables para cualquier instancia de […]

Domingo, 13 de Enero de 2013 |

Investigación, personalidad y pasión: tres aspectos imprescindibles a tener en cuenta para sortear bien una instancia de evaluación o una audición. Estas conclusiones sacamos de los interesantes consejos que ofrece la bailarina Kathryn Morgan – solista del New York City Ballet– en su blog, consejos que, si uno los abstrae apenas un poco, son aplicables para cualquier instancia de prueba en la vida, como puede ser una entrevista de trabajo o la presentación de un proyecto propio a un inversor o comprador, en el caso de un emprendedor.

Aquí, algunas de sus señales más interesantes:

  1. INVESTIGAR. Saber lo más posible sobre la compañía/escuela/teatro para la que querés audicionar. Por ejemplo: ¿qué estilos o técnicas utilizan?, ¿cuál es el repertorio?, ¿qué background  tiene el resto de los bailarines que integran ese colectivo?
  2. ¡NO TE OLVIDES NADA! Juntar y tener en las mejores condiciones todos los elementos que sean necesarios para esa prueba, según lo que se haya podido investigar. Es imprescindible vestir la indumentaria adecuada para estar presentable y cómodo/a, ya que demuestra seriedad y profesionalismo.  Sin embargo, aconseja llevar en el pelo, por ejemplo, algún elemento distintivo Para ser fácilmente identificable. Esto permite llamar la atención de una forma sutil y efectiva.
  3. ATENCIÓN Y… ¡PASIÓN! Durante la audición, lo más importante es ¡prestar atención! Muchas veces, los maestros marcan un cierto movimiento de cabeza o brazos, para chequear cuán atentos están los aplicantes. Concentrarse en memorizar rápido la combinación de pasos permitirá que uno simplemente se focalice en bailar. No obstante, Kathryn indica que nunca es buena idea ser avasallador hacia el evaluador o los compañeros/as con la intención de demostrar lo que uno puede hacer. Pero sí, cuando a uno le toca su turno, es clave mostrar LO MEJOR de lo propio y demostrar la PASIÓN por el arte que uno está llevando en ese momento, la felicidad por la profesión que uno ha elegido. Ninguna compañía toma a alguien con el ceño fruncido o que parece abatido o triste.
  4. PERSONALIDAD VS. PERFECCIÓN. No importa lo que suceda al final, en una audición los jueces NO están buscando la perfección, sino lo mejor que VOS, desde tus características y talentos, puedas ofrecer. En la elección final intervienen múltiples variables que no tienen que ver específicamente con el talento, la capacidad que uno tenga o lo bien que se haya desempeñado durante la audición: puede ser que estén buscando un cierto tipo de personalidad o con cierto physique du rol.

Ahora, a sacarse los miedos y ¡disfrutar!

Blog -> http://ifthepointeshoefits.com/
de Kathryn Morgan

Audiciones

Comentarios

*

Notas relacionadas