De cuerpo presente: entrevista a la bailarina y cantante Valeria Pagola

Por María José Rubín – Tw: @pihuma Valeria Pagola canta lírico y baila contemporáneo; y lo hace, sorprendentemente, todo a la vez. En el cruce entre voz y movimiento crea obras conformadas por materias diversas, cuya riqueza surge de la relación entre ambas técnicas. A días del estreno de su nueva creación, Inevitable/Inagotable, cierto concierto, […]

Viernes, 07 de marzo de 2014 |

Por María José Rubín – Tw: @pihuma

Valeria Pagola canta lírico y baila contemporáneo; y lo hace, sorprendentemente, todo a la vez. En el cruce entre voz y movimiento crea obras conformadas por materias diversas, cuya riqueza surge de la relación entre ambas técnicas.

A días del estreno de su nueva creación, Inevitable/Inagotable, cierto concierto, en la que Federico Puiggrós trabaja fuertemente lo multimedial, nos cuenta sobre las particularidades del encuentro entre danza y canto, dos lenguajes con soporte en el cuerpo, cuyos materiales se despliegan en vivo y se alimentan en extremo de la energía del intérprete.

R: Este sábado 8 de marzo se estrena Inevitable/Inagotable en Espacio Pata de Ganso: contános de qué se trata esta nueva obra.

V: Es una obra difícil de clasificar: al principio, bien podría ser un recital de música. Está dividida en temas musicales que van abriendo pequeños mundos, se van generando sonidos y se van acumulando hasta formar una base.

Después se suman momentos cada vez más bailados que ponen a la obra en el filo, porque se comienza a notar que no es un concierto, que es algo más. La danza toma cada vez más cuerpo pero siempre es una danza que genera música.

Inevitable/Inagotable es también una búsqueda personal, la danza viene por el impulso, está muy ligada a lo lúdico. Es un intento de despegarme de lo más intelectual, un ejercicio para soltar.

Este último tiempo antes del estreno se sumó vertiginosamente al trabajo Federico Joselevich Puiggrós, que modificó e intervino los videos que yo había filmado para la obra e incorporó a su vez poderosos momentos de multimedia trabajando con palabras, imágenes y otros recursos.

El encuentro con Federico completó el trabajo y le dio un cierre a la obra, ahora lo visual tiene mucha fuerza y el resultado es un juego a partir de la búsqueda intensa sobre el camino interdisciplinario de la danza, la música y el arte multimedial.

"Inevitable/inagotable": un espectáculo con intervención del cuerpo a través de la voz y el movimiento. Foto: Martín Lanciano.

“Inevitable/inagotable”: un espectáculo con intervención del cuerpo a través de la voz y el movimiento. Foto: Martín Lanciano.

R: ¿De qué habla el título?

V: Inevitable/Inagotable surge por una investigación que subsidia Prodanza sobre el entrecruce de la música, la danza y la improvisación. Es “inevitable” por el riesgo que lleva estar al límite con la voz y el movimiento; yo no tengo un “guión”: entro en juego y, si bien el esquema está fijo, una identidad de obra, los movimientos vienen, entonces el material es “inagotable”.

R: Hay algo muy fuerte del “vivo”, ¿no? El movimiento y la voz: todo surge de tu propio cuerpo en ese momento.

V: Sí, es inevitable el riesgo: ¡hago tantas cosas! Estoy siempre al filo, con el movimiento, la voz y haciendo la música. En esta obra también es inevitable el devenir de la bailarina a la cantante, como una evolución en escena. La música y la danza vienen unidas, me nace.

Si bien yo no estoy formada como compositora, hacer la música es algo que surge y es muy humilde: no hay grandes complejidades en lo compositivo. Yo tengo mucha formación vocal, en especial lírica, entonces lo complejo lo pone más bien la voz.

Valeria Pagola indica que para ella la danza y la música vienen "unidas". Foto: Martín Lanciano.

Valeria Pagola indica que para ella la danza y la música vienen “unidas”. Foto: Martín Lanciano.

R: ¿Cómo fue la decisión de dedicarte al cruce entre voz y movimiento en tu carrera?

V: Yo antes bailaba danza jazz, y en una audición me pidieron que cantara una canción. Me encantó hacerlo y ahí empecé a estudiar canto, al mismo tiempo que estudiaba en el Taller de Danza del San Martín.

Hice cuatro años de canto lírico en el Conservatorio y siempre estudié con maestros particulares. Mi tesis en el Taller fue una mixtura de cuerpos que se movían y emitían sonido. Desde muy temprano tuve claro que quería hacer eso. Años más tarde viajé a Europa, y empecé a dar clases de Voz y Movimiento.

Mi búsqueda tiene que ver con lo técnico: qué cosas de la danza ayudan a la voz y viceversa. Cómo se entiende la respiración para ambas y hasta dónde se pueden conjugar. En los últimos años me dediqué más a entender el ritmo, a introducir la palabra y sus sonidos.

R: En el proceso creativo, ¿cómo imbricás ambos lenguajes?

V: Vienen empalmados: son movimientos que suscitan sonidos o viceversa. Depende del material con el que voy a trabajar, me influyen mucho los elementos puestos en escena o, si trabajo con otras personas, el encuentro con ellos.

R: Hay un cuestionamiento a la figura del artista, del que uno espera que se dedique a una disciplina y se identifique biunívocamente con ella.

V: Es el tema de la especialización: para llegar a determinados niveles, tanto en la danza como en el canto, te tenés que concentrar cada vez más en una actividad. Yo me especialicé en varias cosas, y eso requiere mucho entrenamiento tanto en danza como en canto, unidos y por separado. Lleva muchas horas de trabajo llegar a estar lista.

Lo rico de esta obra es la mixtura, el cruce. La sumatoria de muchas cosas simples permite construir una complejidad: tiene que ver con lo expresivo pero no es virtuoso. Necesito un equilibrio en la energía para poder cantar, bailar y tocar un instrumento, si no no alcanza el aliento.

"Mi búsqueda tiene que ver con lo técnico: qué cosas de la danza ayudan a la voz y viceversa", dice Valeria. Foto: Laura Casalongu.

“Mi búsqueda tiene que ver con lo técnico: qué cosas de la danza ayudan a la voz y viceversa”, dice Valeria. Foto: Laura Casalongu.

R: ¿Qué desafíos tenés por delante?

V: Me gustaría trabajar más con grupos en el traspaso del material para ponerlo en escena. Y tengo un deseo de hacer esta obra lo más que se pueda: me gustaría que llevarla a muchos espacios, porque aunque tenga dos años de trabajo por detrás, es en escena donde la obra y la interpretación crecen.


Esta obra forma parte del proyecto Danza, música e improvisación, investigación coreográfica-musical subsidiado por el instituto Prodanza MC-GCBA

CUÁNDO Y DÓNDE

Sábados 21 horas – Espacio Cultural Pata de Ganso | Pasaje Zelaya 3122 – Abasto – Entradas: $80 / $60 (estudiantes y jubilados) – Reservas: 4862-0209 / www.alternativateatral.com

FICHA TÉCNICA

Intérprete música y danza: Valeria Pagola | Arte multimedial: Federico Joselevich Puiggrós | Diseño de iluminación: Ricardo Sica | Asistencia repertorio lírico: Víctor Torres | Entrenamiento rítmico musical: Guido Karp | Prensa: Correydile | Fotografía: Martín Lanciano – Laura Casalongue | Asistencia de dirección: Laura Casalongue – Franco La Pietra | Ayudante montaje: Rodrigo Milemacci | Autoría y Dirección: Valeria Pagola | Duración del espectáculo: 60 minutos

Comentarios

*

Notas relacionadas

  • “Lembranzas recortadas pa pa pa...” de Cía. Com Tato (Brasil).
    Compartir

    Comienza el IV Festival Internacional de Danza Ind…

    Entre el 16 y el 28 de septiembre de 2014 se realizará este importante festival internacional de danza contemporánea, que contará con importantes visitas y espacios de reflexión. Muchos de los eventos, con entrada libre y gratuita.

    15-09
  • 57
    Compartir

    Proyecto Territorio, en Pata de Ganso

    Proyecto Territorio es una obra que se está realizando en colaboración […]

    19-09
  • 121
    Compartir

    Hoy se re-estrena “Noche reversible”, de Giselle D…

    Esta obra, que ya fue realizada con buenas repercusiones en […]

    05-07
  • Un grupo heterogéneo compone Entrelíneas, el proyecto de Laura Feijóo. Foto: Gentileza.
    Compartir

    “Barro”, amasar el sentido de lo humano

    Barro es una propuesta posdramática a cargo de Entrelíneas, un grupo de trabajo con una intensa dinámica de diálogo cuya directora, Laura Feijoó, es autora de la obra coreográfica. Eduardo Chango Ibarra y Santiago Riquelme estuvieron a cargo de la música y la animación respectivamente, dando forma a una pieza singular que se presenta en el Centro Cultural Borges durante el mes de junio y que continuará en Espacio Cultural Pata de Ganso en agosto.

    17-06