Iñaki Urlezaga y el Ballet Concierto en Buenos Aires: Amores qu

Por María José Rubín Del jueves 29 de agosto al domingo 1 de septiembre, Iñaki Urlezaga y su Ballet Concierto presentaron cuatro funciones de entrada gratuita en el Teatro Nacional Cervantes, una modalidad que ya es casi tradición para el bailarín argentino y su compañía, y con la cual mima a sus seguidores desde hace […]

Jueves, 05 de septiembre de 2013 |

Por María José Rubín

Del jueves 29 de agosto al domingo 1 de septiembre, Iñaki Urlezaga y su Ballet Concierto presentaron cuatro funciones de entrada gratuita en el Teatro Nacional Cervantes, una modalidad que ya es casi tradición para el bailarín argentino y su compañía, y con la cual mima a sus seguidores desde hace varios años.

En esta oportunidad, el programa estuvo formado por dos obras de carácter muy diferente entre sí, aunque unidas por una temática en común: el amor. Cuentos de Chopin” fue la primera pieza que presentaron Iñaki Urlezaga, Eliana Figueroa (de quien seguiré hablando en breve) y un grupo de seis bailarines que asumieron roles ambiciosos con coreografía del propio Iñaki.

A lo largo de esta primera obra, de lenguaje clásico, se suceden escenas de una estética visual asociada al Romanticismo en el que el propio Frédéric Chopin vivió y desarrolló su obra, pero con un toque de frescura en los vestuarios, más sencillos y livianos que los habituales en ballets del período.

Los bailarines ejecutaron exigentes Pas de Deux, estrechamente ligados al temperamento musical, que marcó en buena medida la atmósfera de cada una de las escenas recreadas: historias de encuentros y partidas, amores con final feliz y pasiones tan ardientes que consumen a los enamorados. Así se presentaron las diversas facetas de uno de los temas universales por excelencia.

Iñaki Urlezaga en "Cuentos de Chopin", una obra con diversos relatos sobre el amor.

Iñaki Urlezaga en “Cuentos de Chopin”, una obra con diversos relatos sobre el amor.

Tras estas románticas escenas de ballet clásico, sobreviene el Bolero de Ravel”, con coreografía de Miguel Ángel Elías, repuesta por Luis Miguel Zúñiga, maestro de la compañía: una pieza contemporánea, también protagonizada por Iñaki y Eliana, junto a otros catorce bailarines en escena. Esta pieza, que contrasta estilísticamente con la anterior, comparte con ella la temática del amor.

El Bolero de Elías propone un interesante juego entre música y color: mientras la pieza musical transita su famoso recorrido in crescendo hacia la impetuosa coda final, los tonos grises del vestuario y de la puesta en escena van dejando paso al color, que tiende hacia un rojo cada vez más intenso.

La interpretación de ambas piezas dejó en claro que los integrantes del Ballet Concierto están preparados para afrontar diversos lenguajes con una sólida calidad en sus movimientos, y que su repertorio crece en más de una dirección.

El Bolero de Ravel, en la versión de Miguel Angel Elías, repuesta por Luis Miguel Zúñiga, maestro de la compañía.

El Bolero de Ravel, en la versión de Miguel Angel Elías, repuesta por Luis Miguel Zúñiga, maestro de la compañía.

Mención especial

Qué incompleta sería esta nota sin unas obligadas palabras acerca de Eliana Figueroa, la excelsa bailarina que acompaña a Iñaki como su partenaire en el Ballet Concierto desde hace ya ocho años. En cada pieza, Eliana despliega una técnica impecable, una notable destreza y una gracia que el público no puede dejar de agradecer con infinitos aplausos. Brilla en todos los roles: su precisión y soltura recuerdan a las artistas de los ballets más prestigiosos del mundo, y no es exagerado incluirla en la nómina de las mejores bailarinas argentinas de la actualidad. ¡Brava!

Comentarios

*

Notas relacionadas