Mauricio Wainrot: “Siempre tuve ganas de hacer una ópera”

El coreógrafo argentino, consagrado como director del Ballet Contemporáneo del Teatro San Martín, debuta en el género lírico como régisseur para “El barbero de Sevilla”, la ópera cómica que se presentará en el Teatro Colón.

Jueves, 24 de abril de 2014 | Por Melina Sólimo

Con una gran simpatía y sinceridad, Mauricio Wainrot charla como si nos conociéramos de toda la vida. Dice que está a las corridas, pero feliz. Atiende una llamada; al mismo tiempo casi, el timbre. Pero igual se extiende con cada respuesta. Con la humildad de los grandes, enumera todas sus experiencias con una liviandad alegre, como si no se diera cuenta de la importancia que tiene su aporte para la danza y cómo representa a la Argentina en el mundo. En un encuentro reflexivo repuso vivencias y maneras de ver la vida y la danza que, para él, se mimetizan.

Es el orgulloso director del Ballet Contemporáneo del Teatro San Martín, al que ha apostado todo su esfuerzo creativo desde que regresó a la Argentina hace casi 15 años: “Me críe en Villa Crespo y me fui a los 39 años, el 21 de diciembre del 1985 y volví en 1999. Comencé con el proyecto del ballet, hice “El Mesías” por primera vez y, al ver que funcionó tan bien, decidí jugarme por este proyecto y volver a la Argentina definitivamente en el año 2000, y creo que no me equivoqué. No sé si me voy a quedar para siempre, pero estoy muy contento que la gente me siga eligiendo para seguir dirigiendo la compañía, que es un éxito enorme desde que yo me he hecho cargo de la misma. No puedo dejar de decir que no estoy solo: me acompañan Miguel Elías, Andrea Chinetti, que es la directora asociada, y Elizabeth Rodríguez. Ellos son imprescindibles e impresionantes trabajadores. Tenemos maestros muy talentosos como Maximiliano Guerra y Leonardo Reale, entre otros. Soy la cabeza de todo ese equipo”.

Uno de los aspectos que más celebra de los últimos años es el aumento de bailarines varones en la compañía: “Hay un cambio cultural, de no tener miedo a ser bailarín. No es lo mismo cuando yo empecé a bailar, la gente y los papás tienen menos prejuicios. En la escuela tenemos 50% de mujeres y 50% de varones. Cuando yo llegué eran 80 bailarines, de los cuales 78 eran mujeres. Así fue durante cinco o seis años y, poco a poco, fueron viniendo más varones a la escuela y creo que esto es un espejo de lo que sucede en la compañía. Los varones tienen gran protagonismo en mis obras, por lo que muchos chicos quisieron venir a estudiar con nosotros. En el resto de las escuelas siguen siendo minoría. Además, el 99% de los alumnos que vienen al Taller de Danza del San Martín, tienen el objetivo de trabajar con nosotros”.

Trabajando “El Barbero de Sevilla”

Sin embargo, estos días también anda concretando una tarea particular: no precisamente la coreografía de un ballet, sino la puesta de una ópera. Es el Director de Escena de “El Barbero de Sevilla” de Gioachino Rossini, que se interpretará en el Teatro Colón durante cinco funciones comenzando el 29 de abril, día especial -si los hay-para el mundo de la danza. Para él es un placer volver a trabajar este espacio, donde ya lo recibió su ballet estable: “En el Colón hice ‘Carmen‘ y fue una experiencia maravillosa. Los bailarines trabajaron muy bien, tanto en el 2012 como en el 2013. Le tengo que agradecer a Lidia Segni que fue muy generosa conmigo y quiero aclarar que no fue una reposición, como se dijo en su momento, sino un estreno, especialmente hecho para el Teatro Colón. El éxito que tuvo la obra me conmovió y fue un placer el hecho de poder trabajar con grandes bailarines como Federico Fernández, Silvina Perillo, Juan Pablo Ledo, Nadia Muzyca, Karina Olmedo y Edgardo Trabalón”, comenta el artista.

Su rol, en este caso, no es sólo plantear una línea de movimientos, sino una elaboración de la impronta general de la obra y trabajo de composición de roles: “Ahora con ‘El barbero…‘, me divierto mucho. Estoy terminando de montar la obra y me encanta; siempre tuve ganas de hacer una ópera. Estoy con un elenco internacional impresionante. Cambié algunas imágenes de la obra y estoy trabajando con Graciela Galán, que es un lujo de diseñadora de vestuario. Para esta ópera trabajé más lo actoral. Además de eso, naturalmente me salen cosas de coreógrafo, ya es una deformación de la vida que tiene uno al ser profesional y a la vida, la vivo desde mi profesión. Todo lo encaro desde un espíritu coreográfico: las posiciones, dónde se sientan, cómo entran, cómo salen los actores. También he puesto bailarines, así que interviene la danza. Uso movimientos, que me importan mucho”, explica.

Ensayos de "El Barbero de Sevilla". Foto: Máximo Colombaroli.

Ensayos de “El Barbero de Sevilla”. Foto: Máximo Parpagnoli.

La danza, un vocabulario

Es que para el coreógrafo -nominado recientemente al Premio Benois de la Danse 2014 por “La canción de la Tierra”– la danza, finalmente, es su modo fundamental de expresarse. Es su modo de comentar una perspectiva: “Yo creo que la danza es un vocabulario, es una poética. En mi poética trato de expresar mis ideas, a veces políticas, y mis emociones, de acuerdo a las historias que cuento o a las no historias. Hice “El Mesías”, que no tiene ninguna historia, pero tiene una atmósfera increíble. Soy una persona muy emotiva y la emotividad la paso a mi trabajo. Creo que la vida hay que vivirla con pasión y buscando la excelencia. Eso me enseñaron en mi casa, aunque viví de una manera paupérrima en mi infancia, me crié en un conventillo y vivimos momentos muy difíciles, se hablaba de la excelencia de la cultura. Mis padres me llevaban al teatro, a ver a la orquesta sinfónica, aunque íbamos arriba de todo, siempre se mamó la cultura y la literatura en mi casa”, relata.

Hablando de “El Mesías”, para él ha sido especialmente importante, no sólo el reestreno de esta obra en la Sala Martín Coronado del Teatro San Martín este año, sino que es una de las obras fundamentales para este año – se bailará entre el 13 y el 26 de junio de 2014- en el repertorio del Ballet del SODRE, en Uruguay, dirigido por Julio Bocca, a quien lo une una larga amistad. “Ya hicimos ‘Un tranvía llamado deseo’ y fue maravilloso. Es una compañía impecable. Julio está haciendo las cosas muy bien, sabe lo que tiene que hacer y es un líder natural. No hace falta que yo diga lo que es Julio Bocca. Lo admiro, lo quiero como amigo. Son impresionantes las cosas que logra”, indica.

"El Mesias" de Mauricio Wainrot, interpretado por el Ballet Contemporáneo del Teatro San Martín. Foto: Carlos Furman.

“El Mesías” de Mauricio Wainrot, interpretado por el Ballet Contemporáneo del Teatro San Martín. Foto: Carlos Furman.

Asimismo, para este año, a su vez, explica que en el marco de la temporada del San Martín, en colaboración de la Embajada de España, presentará las obras de dos coreógrafos españoles: María Rovira y Yoshua Cienfuegos. Por otra parte, en este mismo marco, presentarán “El bolero de Ravel” junto a Ana María Stekelman.

De todos modos, no adelanta mucho más. Es que no quiere quitarle espacio a lo imprevisto: aquello que lo enfrenta con la belleza de la sorpresa, algo que, quizás, tiene también mucho que ver con el haber tomado el arte por profesión. “No me parece mal que uno planee, pero la vida te da tantos cachetazos, que es mejor que las sorpresas y las alegrías te caigan sin esperarlas, que las disfrutes como vienen. A mí me gusta que la vida me sorprenda, y por suerte me ha sorprendido siempre, a veces con dolor. Pero, a pesar de los momentos difíciles, yo soy como el ave fénix y mis trabajos me lo demuestran“, concluye el Maestro.

***

Un debut esperado

El Teatro Colón presenta “El Barbero de Sevilla”, la ópera cómica más famosa de Gioachino Rossini, con el debut como régisseur de Mauricio Wainrot.

Las cinco funciones programadas se llevarán a cabo los días martes 29 y miércoles 30 de abril a las 20:30, sábado 3 y martes 6 de mayo a las 20:30 horas, y domingo 4 de mayo a las 17.

Las localidades ya se encuentran a la venta a en la boletería del Teatro Colón, Tucumán 1171, (4378-7109), de lunes a sábado de 10.00 a 20.00 horas y los domingos de 10.00 a 17.00 horas. También se pueden adquirir por Internet ingresando a www.teatrocolon.org.ar  Localidades desde $ 80.

Ciclo “Antes del Telón”, con entrada libre y gratuita

Continúa el ciclo de charlas sobre ópera Antes del Telón con El Barbero de Sevilla, a cargo de Jaime Botana Escudero. El ciclo está destinado a profundizar diferentes aspectos de la obra y de su creador, con el fin de aumentar el placer estético e intelectual del espectáculo con el aporte de ejemplos en audio y video. Los encuentros se realizarán los días martes 29, miércoles 30 de abril y martes 6 de mayo a las 18 horas, antes de las funciones. 

Las charlas son abiertas al público y tendrán lugar en el Salón Dorado ingresando por Libertad 621. La entrada es libre y gratuita, hasta agotar la capacidad del salón.

***

Ensayos de “El Barbero de Sevilla” – Ph: Máximo Parpagnoli

(Click en la imagen para agrandarla)

  • Ensayos de "El Barbero de Sevilla". Foto: Máximo Parpagnoli.
  • Ensayos de "El Barbero de Sevilla". Foto: Máximo Parpagnoli.
  • Ensayos de "El Barbero de Sevilla". Foto: Máximo Parpagnoli.
  • Ensayos de "El Barbero de Sevilla". Foto: Máximo Parpagnoli.

Comentarios

*

Notas relacionadas